La baja tolerancia a la frustración, una bomba de tiempo emocional

Tolerar la frustración es aceptar que no siempre podremos obtener lo que deseamos, pero esto no ha de generarnos sufrimiento.

La vida no es perfecta, y tampoco es controlable. Está repleta de situaciones y desenlaces que se alejan, en gran medida, de nuestras expectativas. Forma parte de nuestro proceso madurativo aprender a aceptar y gestionar esta realidad. No obstante, cuando esto no se logra y crecemos con una baja tolerancia a la frustración, habremos de hacer frente a mucho sufrimiento.

Cuando algo no sucede del modo esperado tenemos dos opciones: aceptarlo y seguir adelante o estancarnos en la negatividad y el rol de víctima. En ningún caso cambiar lo sucedido es una opción. Entonces, ¿qué decides?. La rigidez trae malestar, la flexibilidad oportunidades.

La tolerancia a la frustración en la infancia

Durante la infancia aún no hemos desarrollado por completo nuestras capacidades cognitivas, lo que nos lleva a ser impulsivos e impacientes. Para los niños es complicado demorar la gratificación, desean algo y lo quieren cuanto antes. Ante una negativa a sus anhelos pueden reaccionar con rabia, llanto, gritos y malos comportamientos.

Enseñar a los niños a tolerar la frustración es una de las tareas más complicadas de la educación, pero es completamente necesaria. No siempre es posible obtener lo que queremos y esto no debe generarnos sufrimiento. Cuando a un niño no se le niega nada durante la infancia, se le priva de la posibilidad de desarrollar esta capacidad.

Algunos padres, en su afán por proteger a sus hijos del dolor y la decepción, les conceden todas sus peticiones. Ceden y tratan de resolver, por anticipado, cada necesidad y deseo del niño. De forma que este no haya de enfrentarse a ningún tipo de incomodidad.

Se trata de actos que parten de la buena intención, de un pensamiento amoroso: “ya tendrá tiempo de sufrir cuando crezca”. Sin embargo, es necesario enfrentar la frustración en la infancia para aprender a tolerarla. De lo contrario, en la vida adulta está se presentará en un grado mucho mayor y no contaremos con las herramientas necesarias para hacerle frente.

¿Cómo trabajar la baja tolerancia a la frustración?

Haber crecido con unos progenitores sobreprotectores marca nuestro punto de partida, pero no nos condena. En todo momento podemos tomar la decisión, como adultos, de modificar nuestra actitud y trabajar nuestras áreas carentes. Así, si te resulta difícil enfrentar las adversidades, si las percibes como una enorme injusticia, si sientes un gran malestar cuando tus deseos no se cumplen, recuerda que puedes cambiar.

  1. Deja de querer controlarlo todo. No intentes predecir cada pequeño suceso de tu vida, no trates de controlar lo que ocurre. No le temas a la incertidumbre ni al cambio. Permite que todo siga su curso sin apegarte al resultado. La necesidad de control no te otorga la capacidad de modificar lo que acontece, pero te priva de tu tranquilidad.
  2. Establece expectativas realistas. Es ingenuo creer que podemos obtener todo lo que deseamos en cada momento, que nunca enfrentaremos una adversidad. Ni las personas ni los acontecimientos giran alrededor de nuestra persona y hemos de tener la suficiente madurez para aceptar este hecho. Por ello, al generar tus expectativas, trata de adoptar una perspectiva más amplia, que tenga en cuenta la realidad y no solo tu ideal de la misma. 
  3. Sé flexible. Es completamente lícito tener sueños y anhelos, desear que se cumplan y trabajar para lograrlo. Pero también hay que comprender que las circunstancias son cambiantes y que es necesario saber adaptarse a dichos cambios. Si el escenario se modifica, es importante que seas capaz de modificar también tus pensamientos y acciones. No te mantengas rígidamente estancado en cómo pensabas que todo sucedería, encuentra una alternativa a la luz de la nueva información que te ofrezca el entorno.

Sanz, E. (2022, 1 febrero). La baja tolerancia a la frustración, una bomba de tiempo emocional. La Mente es Maravillosa. Recuperado 3 de octubre de 2022, de https://lamenteesmaravillosa.com/la-baja-tolerancia-a-la-frustracion-una-bomba-de-tiempo-emocional/

formas en que las mascotas ayudan con el estrés y la salud mental

Su compañero de trabajo en casa lo ayuda a mantener una mente más saludable y feliz.

Millones de personas de todas partes del mundo aman a sus mascotas: son parte de la familia. Disfrutamos de su compañía y los paseos, los juegos con ellos e incluso hablarles o cantarles.

La evidencia sugiere que el apego a las mascotas es bueno para la salud humana e incluso ayuda a construir una mejor comunidad.

No es ningún secreto que las mascotas pueden contribuir a su felicidad. Los estudios muestran que los perros reducen el estrés, la ansiedad y la depresión, alivian la soledad, fomentan el ejercicio y mejoran la salud en general. Por ejemplo, las personas que tienen perros tienden a tener menor presión arterial y son menos propensas a desarrollar cardiopatías. Se ha demostrado que solo jugar con un perro aumenta los niveles de las sustancias químicas cerebrales que nos hacen sentir bien, oxitocina y dopamina, lo cual genera sentimientos positivos y de unión tanto para la persona como para su mascota.

Las mascotas pueden ser especialmente beneficiosas a medida que envejecemos. En una encuesta sobre envejecimiento saludable, los adultos mayores de 50 años mencionaron estos tres beneficios principales:

  • Menos estrés
  • Mayor motivación
  • Más conexión social

Cinco maneras en que las mascotas ayudan a la salud mental

  1. Las mascotas pueden reducir el estrés relacionado con el trabajo.Dos de cada tres empleados dicen que el trabajo les estresa y un 40% afirma que el trabajo afecta su salud. Los estudios indican que las mascotas en el lugar de trabajo ayudan a reducir el estrés y mejorar la satisfacción de los empleados.

  2. Las mascotas pueden ayudar a aumentar la productividad, dondequiera que trabaje. Cuando un perro participa en una reunión virtual, los miembros del grupo le asignan un puntaje mayor a sus compañeros en términos de confianza, camaradería y unidad del equipo.

  3. Las mascotas ayudan a controlar la ansiedad. Ahora más que nunca, muchas personas se sienten ansiosas o tienen dificultades para mantener un buen nivel de salud mental. Las mascotas brindan compañía y apoyo.

  4. Las mascotas pueden ayudarlo a estar más activo. Le dan una razón para salir al aire libre, tomar aire fresco y estar activo, lo que está demostrado que mejora el estado de ánimo, el sueño y la salud mental.

  5. Las mascotas aportan una sensación de unidad. El vínculo con una mascota ayuda a que no se sienta sola. Cuando las personas ven, tocan, escuchan a sus animales de compañía o hablan con ellos, esto aporta un sentimiento de buena voluntad, alegría, cariño y felicidad.

¿Qué es y cómo encontrar la felicidad? Claves de la psicología para lograrla

La felicidad es un concepto que a menudo está presente en nuestra vida y se asocia a muchos ámbitos: nuestra vida personal, laboral, familiar, social, etc. Por lo tanto, la felicidad es muy importante en nuestra sociedad. Pero, ¿realmente sabemos qué es la felicidad?

La mayoría de las personas piensan que la felicidad es algo trascendental y utópico, que es un estado duradero e incompatible con sentir tristeza, enfado, etc. Por lo tanto, se llega a la conclusión de que es muy difícil de conseguir y alcanzar la felicidad personal en nuestro día a día. Por lo tanto, estas personas ven la felicidad como una meta inalcanzable lo cual es un error.

¿Qué es la felicidad?

Debemos tener en cuenta que la felicidad es subjetiva, es decir, cada persona la consigue y la experimenta de forma distinta. Sin embargo, una cosa que compartimos todos los seres humanos es la búsqueda de la felicidad y el bienestar. Independientemente del país donde vivimos, de la religión, de la edad, del género y del nivel social, todas las personas deseamos estar bien y ser felices. Esto es el motor de nuestra vida. Entonces, ¿Qué es la felicidad? Al largo de toda la historia de la filosofía se ha estudiado y se ha definido este concepto.

La felicidad es mucho más compleja de lo que uno imagina. Luchar contra los malos pensamientos y dejar atrás la negatividad puede ser una tarea más que titánica. Si este es tu caso, un psicólogo puede ayudarte a conseguir estos objetivos. Recuerda que encontrar la felicidad sólo depende ti.

Aprende a cerrar ciclos adecuadamente

Comenzar nuevas etapas es tan importante como cerrar ciclos de manera adecuada.

Cuando hablamos de ciclos nos referimos a esos procesos de la vida que comienzan, se desarrollan y concluyen. Así, aunque en la práctica nada termine del todo realmente, es importante aprender a cerrar ciclos cuando se agote el proceso, para seguir adelante y evitar quedarnos estancados.

Para ello, antes de nada hay que saber diferenciar entre el hecho de cerrar ciclos y el de tener una pérdida. El cierre de grandes etapas de la vida supone pérdidas e implica duelos, pero no tiene el carácter súbito o profundamente doloroso que comportan las pérdidas como tal. Por lo tanto, el cierre de un ciclo comprende pérdidas, pero estas no necesariamente incluyen un cierre de ciclo.

Ahora bien, lo importante de cerrar ciclos es que incide de manera directa en lo que se hará en un futuroSi el ciclo, sea cual sea, permanece abierto, interfiere con el avance personal. Es como dejar una llave que gotea sin repararla y esperar a que esto no incida en el costo económico y ecológico del agua.

Cerrar ciclos es vital para nuestra salud mental. De no hacerlo, vamos a sentirnos atiborrados y confundidos frente al futuro. A lo que se fue, hay que darle una sepultura de primera y decirle adiós. A lo nuevo hay que recibirlo con los brazos abiertos y una bienvenida en el corazón.

https://lamenteesmaravillosa.com/aprende-a-cerrar-ciclos-adecuadamente/

Depresión (trastorno depresivo mayor)

La depresión es un trastorno emocional que causa un sentimiento de tristeza constante y una pérdida de interés en realizar diferentes actividades. También denominada «trastorno depresivo mayor» o «depresión clínica», afecta los sentimientos, los pensamientos y el comportamiento de una persona, y puede causar una variedad de problemas físicos y emocionales. Es posible que tengas dificultades para realizar las actividades cotidianas y que, a veces, sientas que no vale la pena vivir.

Más que solo una tristeza pasajera, la depresión no es una debilidad y uno no puede recuperarse de la noche a la mañana de manera sencilla. La depresión puede requerir tratamiento a largo plazo. Pero no te desanimes. La mayoría de las personas con depresión se sienten mejor con medicamentos, con psicoterapia o con ambos.

Si te sientes deprimido, pide una cita con un médico o un profesional de salud mental tan pronto como sea posible. Si no quieres buscar tratamiento, habla con un amigo o un ser querido, cualquier proveedor de atención médica, un líder religioso u otra persona en quien confíes.

Si tienes un ser querido que está en peligro de suicidarse o ha intentado hacerlo, asegúrate de que alguien se quede con esa persona. Llama al 911 o al número local de emergencias de inmediato. O bien, si crees que puedes hacerlo de forma segura, lleva a la persona a la sala de emergencias del hospital más cercano.

Depresión (trastorno depresivo mayor) – Síntomas y causas – Mayo Clinic. (2021, 29 julio). Mayo Clinic. Recuperado 18 de enero de 2022, de https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/depression/symptoms-causes/syc-20356007

Cómo Superar una Ruptura de Pareja

Puede ser que si estás leyendo esto sea porque hace poco que tu pareja te ha dejado o a lo mejor has sido tú quien ha tomado la decisión de terminar con la relación sentimental o quizá te lo estás empezando a plantear pero el miedo te está paralizando… en cualquiera de los casos, respira y quédate tranquil@ porque es importante que seas consciente de que continuamente hay parejas que rompen, no es nada excepcional, al contrario es algo totalmente normal y habitual en los tiempos que corren.

Aunque al principio, independientemente de cuánto haya durado la relación de amorosa y cómo de brusco haya sido el final, más o menos traumática, será algo doloroso y la cosa pueda ser complicada, un proceso dificil, eso cambiará y con el paso del tiempo se quedará atrás guardada como otra experiencia más en tu mochila y lo recordarás sin dolor, como una oportunidad de crecimiento y aprendizaje.

Cuando una relación de pareja termina vivimos un proceso de duelo y es que se trata del fin de una historia.

De la misma forma que ocurre ante la pérdida de un ser querido, nuestra mente necesita tiempo para hacerse a la idea de que las cosas han cambiado. Toca asimilar y afrontar que la otra persona ya no está en nuestra vida, y permitirnos sentir y vivir cada una de las emociones que cada etapa va a traer consigo: ansiedad, miedo, ira, rabia, tristeza, frustración…

Si ya ha pasado un tiempo prudencial desde que la relación terminó y aún con todo, sientes que estás anclado, inmóvil, que no has pasado página, te notas demasiado triste, no te apetece salir y no le encuentras sentido a nada, igual es necesario que un psicólogo profesional te acompañe para superar la ruptura y mejorar así tu bienestar emocional.

Castro, S. (2021, 10 agosto). Cómo Superar una Ruptura de Pareja. Instituto Europeo de Psicología Positiva. Recuperado 18 de enero de 2022, de https://www.iepp.es/como-superar-ruptura-pareja/

Millennials, la generación solitaria: por qué el 22% dice que no tiene amigos

Para un millennial es normal tener miles de amigos en sus redes sociales, pero en la vida real la situación es radicalmente diferente.

Los millenials, aquellas personas nacidas entre 1982 y 1999, son la generación más solitaria desde la mitad del siglo pasado.

Al menos así lo refleja una reciente encuesta en la que los millennials dijeron tener menos amigos que sus predecesores de la Generación X (1965-1981) y los baby boomers (1946-1964).

Entre los encuestados, tres de cada 10 millennials dijeron que siempre o frecuentemente se sienten solos.

En comparación, dos de cada 10 de la Generación X y 1,5 de los baby boomers dijeron lo mismo.

¿Por qué ocurre?

Entre todos los encuestados, el 31% dijo que le cuesta trabajo hacer amigos.

La razón más común es la timidez (53%). El 27% dijo que “no siente que necesite amigos” y un 26% dijo que no tiene ningún hobby o interés que le ayude a crear amistades.

La encuesta de YouGov no analiza directamente por qué los millennials se sienten solos, pero algunos estudios previos apuntan a que internet y las redes sociales pueden estar relacionadas con esta realidad.

Un estudio de la Universidad de Pensilvania citado por YouGov, por ejemplo, concluyó que usar menos redes sociales lleva a una “significativa reducción de la depresión y la soledad”.

Maike Luhmann, psicólogo de la Universidad Ruhr de Bochum (Alemania), matiza un poco la situación.

“Siempre y cuando hagamos lo que debemos hacer, reconectarnos con las personas, la soledad es algo bueno“, dice Luhmann en entrevista con el portal Vox.

Pero en medio del panorama desolado que la encuesta muestra de los millennials, hay un dato que podría ser esperanzador: el 38% dijo que había hecho un nuevo amigo durante los últimos seis meses.

Fuente: BBC News Mundo. (2019, 3 agosto). Millennials, la generación solitaria: por qué el 22% dice que no tiene amigos. Recuperado 18 de octubre de 2021, de https://www.bbc.com/mundo/noticias-49211383 

Para controlar la ansiedad, comienza con tu manera de pensar.

Para controlar la ansiedad, comienza con tu manera de pensar.

El miedo es causado en gran parte por tus pensamientos. Cambiar la forma de pensar sobre algo puede ayudarte a calmar la reacción de miedo y reducir la ansiedad.

Imagina una situación que te ponga nervioso. Podría ser subir a un avión o dar una presentación ante tus colegas.

El pulso se acelera. El rostro se ruboriza. La respiración se acelera y se vuelve irregular a medida que la adrenalina corre por tus venas.

Para algunas personas, el miedo y la ansiedad se vuelven tan intensos que evitan la situación. Sin embargo, la evasión afecta la forma en que vives, ya que limita la forma en que encaras la vida.

Escucha a tu cuerpo para cambiar tus emociones

El miedo genera una respuesta física: ritmo cardíaco rápido, respiración acelerada y otras respuestas fisiológicas. Las situaciones de estrés producen estas respuestas físicas, que tu mente interpreta como “tienes miedo”.

Cuando sientas miedo físicamente, tómate un momento para escuchar a tu cuerpo y recuperar el control. ¿Respiras rápido o con dificultad? Respira profundo varias veces y desacelera tu respiración.

Supera tus propios pensamientos

El miedo es causado en gran parte por tus pensamientos. Tu cuerpo estimula una sensación de miedo y tu mente se dispara, dándote toda clase de motivos irracionales por los cuales deberías sentir miedo.

Por supuesto que los motivos no siempre son lógicos (no te pondrás totalmente en ridículo si tienes que pronunciar un discurso), pero estos pensamientos irracionales invaden tu mente e intensifican tu miedo.

¡No creas en ellos!

Usa tu imaginación para disipar tus temores

Imagina tan vívidamente como puedas una situación que te provoque temor. Siente cómo crece la ansiedad, pero luego agrega más información. Pregúntate: ¿qué te preocupa? ¿Cuáles son los resultados más probables? A continuación, imagina lo que quieres que suceda.

Agregar información nueva y más asociaciones a tus temores ayudará a disminuir sus efectos cuando los sientas en la vida real. Esto puede ser difícil de lograr sin orientación de un profesional, por lo que, si fuera necesario, consulta a un profesional de salud mental con experiencia en el control de la ansiedad.

Fuente: Para controlar la ansiedad, comienza con tu manera de pensar. (2018, 7 junio). Mayo Clinic. Recuperado 18 de octubre de 2021, de https://www.mayoclinic.org/es-es/to-manage-anxiety-start-with-the-way-you-think/art-20390069

El cerebro en tiempos de aislamiento: cómo afecta en nuestras emociones y comportamiento

La pandemia por COVID-19 ha transformado nuestras rutinas para siempre. La vida como la conocíamos está marcada por la novedad, tanto en el lenguaje (coronavirus, distanciamiento social, aislamiento voluntario), como en las acciones (uso de la mascarilla, lavado de manos, desinfección). ¿Cómo se toman nuestro cerebro y nuestro cuerpo estos tiempos de aislamiento?

Para responder a esta interrogante y dar luces sobre nuestras emociones y comportamiento, Liliana Alvarado, directora de la Escuela de Postgrado UTP, experta en neuromarketing y autora del libro “Brainketing”, realizó la ponencia “El Cerebro en Tiempos de Aislamiento, Cómo Afecta en Nuestras Emociones y Comportamiento” en un webinar gratuito impulsado por la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa.

¿Qué ha hecho el Coronavirus en nosotros?

En su presentación, Alvarado indicó que “el virus ha venido a trastocar toda nuestra vida. Es un desafío que nadie esperaba y que ha venido a mover toda la estructura de comportamientos que teníamos, cambiando nuestra manera de socializar, trabajar, estudiar y nuestra conciliación de la vida familiar y la vida laboral”.

Frente a la emergencia sanitaria, los gobiernos han optado por medidas que, aunque eran esperables, han generado un vuelco en nuestras rutinas, y el cerebro, al estar fuera de su estado de adaptación, se llena de angustia y miedo.

Tiempos de aislamiento: ¿pérdida de la libertad?

Puede que en cuarentena sintamos que los espacios personales han sido invadidos por los familiares.  Esta situación nos lleva a considerar que hemos perdido nuestra zona de confort, nuestras rutinas y no hay nada que le incomode más el cerebro que perder sus rutinas.

Sin embargo, ante ello también surgen nuevas oportunidades, como el redescubrimiento de pasiones o el establecer rituales distintos.

Nueva zona de confort: aprender a surfear en el nuevo entorno

En este panorama, es importante crear una nueva zona de confort para que el cerebro esté tranquilo. Este proceso permite una mejor gestión de las emociones, así como la disminución de la incertidumbre.

Aprender y adaptarse son dos acciones que el cerebro sabe hacer muy bien. Saber lo que va a pasar le genera al cerebro comodidad y seguridad. Pero nos adaptamos a una situación incómoda una vez que eliminamos la incertidumbre y en estos momentos es más difícil tener certezas.

¿Qué significa resocializar y reeducar?

En pocas palabras, se trata de cambiar el chip: “pasar de la individualidad, donde más importante soy yo, a la solidaridad, donde la comunidad se va a beneficiar”. Cumplir con el aislamiento para protegernos a nosotros mismos y a los demás es una manera de resocializar.

En esta nueva forma de conectar con los otros que tiene más que ver con proteger y compartir, nuestro cerebro se defiende de la incertidumbre y sobrevive.

Fuente: El cerebro en tiempos de aislamiento: cómo afecta en nuestras emociones y comportamiento. (2020, 18 mayo). Blog Postgrado | EPG UTP. Recuperado 18 de octubre de 2021, de https://www.postgradoutp.edu.pe/blog/a/el-cerebro-en-tiempos-de-aislamiento-como-afecta-en-nuestras-emociones-y-comportamiento/ 


Psicología: una ciencia necesaria para la vacunación

Los psicólogos han estado rastreando las actitudes de vacunación desde la primavera de 2020, tratando de comprender quién duda en recibir una vacuna COVID-19 y por qué. Las encuestas nacionales en USA mostraron un panorama prometedor cuando comenzó el lanzamiento de la vacuna: el 63% expresó su disposición a fines de noviembre (Gallup, 2020). Una encuesta de la Fundación de la Familia Henry J. Kaiser realizada en diciembre situó la disposición a vacunarse en un 71% (KFF COVID-19 Vaccine Monitor, 2020). Sin embargo, la investigación también sugiere que la aceptación se distribuye de manera desigual. El proyecto de monitorización de vacunas COVID-19 en curso de Kaiser encuentra brechas constantes entre los grupos. Los más propensos a dudar son los republicanos, las personas de 30 a 49 años, los estadounidenses de zonas rurales y los estadounidenses de raza negra. Quienes más probablemente se entusiasmarán son los demócratas, las personas mayores de 65 años, las personas con educación universitaria y las personas con problemas de salud importantes.

Los psicólogos y otros científicos del comportamiento están trabajando para informar los esfuerzos de comunicación en torno a la vacuna.

Por ejemplo, muchos de los que están ansiosos por vacunarse pueden sentirse tentados a avergonzar a los que tienen preguntas o dudan. Pero la investigación muestra que los mensajes emocionales positivos, como el altruismo y la esperanza, son más efectivos que los negativos para fomentar la vacunación (Chou, W. S. y Budenz, A., Health Communication, Vol. 35, No. 14, 2020).

R. (2021, 24 marzo). Psicología: una ciencia necesaria para la vacunación. Sdemocional. https://sdemocional.org/psicologia_vacuna/

Lic. Myriam Yali Romero Nieva Cel. ó WhatsApp. (442) 333 8550 Querétaro. Apoyo Psicológico a Parejas, Terapia Individual y Familiar, Apoyo a padres con Adolescentes.