¿Qué historia cuenta tu cuerpo sobre ti?

Cada uno de nosotros nos hemos contado una historia acerca de nuestro cuerpo, basada en:
Lo que creemos que debería ser
Lo que nos ha hecho sentir
Lo que los otros nos han reflejado acerca de él
Cómo se ve
Cuánto pesa
Qué edad tiene
Lo que puede hacer
Lo que no puede hacer
Cuánto se ha enfermado

Y bajo estos parámetros nos encontramos con historias que nos hablan de frustración, dolor, insuficiencia, maltrato, odio y muy frecuentemente de no sentir que tenemos cuerpos adecuados y que reaccionan de manera equivocada a las circunstancias como por ejemplo:
Tendría que aguantar más horas haciendo ejercicio
Tendría que tener más elasticidad
Tendría que ser más…….flaca, alto, fuerte, atlético, afilado, rápido…
Tendría que ser menos….. frágil, lenta, grandota, torpe, moreno, narigón, nalgona…

Y seguramente cada uno tenemos muchísimo que contar desde este lugar. Pero… ¿Te has preguntado qué historia cuenta tu cuerpo de ti?

Nuestro cuerpo es la expresión de nosotros mismos, su forma física tiene que ver tanto con una estructura llamada Estructura corporal biológica y nuestra estructura corporal adaptativa (Del libro “Proceso corporal” de James Kepner).

La estructura corporal genética: es la base genética común, formada a través del crecimiento y maduración biológicos.

La estructura corporal adaptativa: se forma a través de nuestra adaptación a nuestra biografía y experiencia como personas. Estas adaptaciones son muchas y variadas y su efecto acumulativo afecta profundamente a nuestro ser físico en el mundo. Se caracteriza por posturas, posiciones y tensiones.

Por así decirlo, es una co-creación entre nuestros propios impulsos, reacciones, movimientos, necesidades y deseos y el entorno.

Podríamos decir que hay dos propósitos o intenciones básicas por las que nuestro cuerpo se ve en la necesidad de hacer ajustes:


Para adaptarse: Nosotros nos hemos ido co-creando a partir de lo que somos, sentimos y la respuesta del entorno a eso que somos y sentimos. Y muchas veces para mantenernos en el ambiente en el que nos tocó crecer, fuimos teniendo que hacer adaptaciones. Por ejemplo: Hay personas que aprendieron a sonreír para ser aceptadas y aun ahora, la sonrisa aparece ya de forma casi automática aunque estén sintiendo dolor o tristeza.

Para defenderse: Nuestro cuerpo tiene una gran inteligencia corporal, que es justamente la capacidad de encontrar formas de usar la anatomía para lograr objetivos de supervivencia como: huir, desaparecer, esconder, proteger, esquivar, cuidar, detener, etc. Por ejemplo: Si alguien era continuamente golpeado, es probable que aprenda a tener o una postura amenazante ampliando el tórax o por el contario una postura retraída y huidiza.

Hay tres formas en las que nuestro sistema reacciona al peligro:
Luchar
Huir
Congelarse

Solo de conocer estas tres formas, observa de qué te habla tu cuerpo en relación a ellas.
Date unos momentos y observa tu postura.
¿Está echada hacia adelante?
¿Hacia atrás? ¿Hacia un lado? ¿Es retadora? ¿Amenazante? ¿Cerrada? ¿Abierta?
¿Escondes las manos? ¿Cruzas los pies o las piernas? ¿Te sostienes el cuello? ¿Te dejas soltar en la silla?

Observa ahora las tensiones… ¿En qué parte de tu cuerpo se acumula más tensión?
El tema aquí es que estas formas de adaptación y defensa se fueron volviendo crónicas y rígidas, limitando tanto nuestro movimiento externo como interno, ya que la postura corporal confirma la postura mental y viceversa.

¿De qué más nos puede estar hablando nuestro cuerpo?
Movilidad: ¿Que te permite y que no te permite tu cuerpo en términos de movilidad? ¿Qué historia tienes acerca de esos movimientos que no te deja hacer tu cuerpo? Por ejemplo, quizás lo que sientes que no puedes hacer es caminar rápido o ser ágil para levantarte, o para alcanzar las cosas y la exploración será entonces hacia justo esos movimientos: ¿Qué no se te permitió alcanzar? ¿Alguien te detuvo cuando querías levantarte? ¿Te forzaban a moverte cuando tu quizás no querías hacerlo?

Ritmo: Cada uno tenemos ritmos que muy probablemente diferían del ritmo de nuestros padres, nuestros hermanos y posteriormente nuestros amigos, maestros, parejas, jefes, etc.
Y cuando ese ritmo no es respetado, nuestro cuerpo puede reaccionar de diferentes maneras:
Haciéndose pesado para que no lo muevan
No dejando de moverse para que no lo alcancen y/o no lo detengan

Confianza: Cuando confiamos en que el espacio en el que estamos es seguro, nos movemos libremente, lo contrario ocurre si el espacio es inestable, inseguro o peligroso.

Respeto a tu espacio o invasión de tu espacio: ¿Qué historia te cuenta tu cuerpo en relación al espacio? Cuento menos espacio encontramos para nosotros (para nuestra expresión, movimiento, ideas, libertad, etc,) más espacio buscaremos ocupar afuera ya sea con nuestras preocupaciones, reclamos o si…..con nuestro cuerpo.

Yo se que muchos hemos creído que debemos y podemos cambiar nuestro cuerpo y hemos luchado años por hacerlo, y toda lucha deja heridos, desconfianza, devastación y la sensación de que aunque “ganemos”, nos sentimos perdidos.

No podemos tener el cuerpo de alguien más porque no tenemos la vida de nadie más, mejor aprendamos a leer la historia del nuestro y trabajemos en comprenderlo mejor.

fuente: marthadebayle.com

¿Por qué valoramos más lo negativo?

Según las investigaciones, nuestro cerebro tiene una tendencia a la negatividad:
• Los estímulos negativos producen más actividad neuronal que los positivos.
• Las respuestas a las amenazas son más rápidas e intensas que las que proporcionan las oportunidades y placeres.
• Los sucesos negativos se guardan en la memoria a largo plazo de forma inmediata, mientras que los acontecimientos positivos requieren que pensemos en ellos de una manera activa durante un tiempo estimado de 5 a 20 segundos.
• Tener un buen día no influye en cómo será el día siguiente, mientras que un mal día sí suele predisponer nuestro ánimo futuro.
• Las emociones negativas, unos malos padres y un feedback perjudicial tienen más impacto que las emociones positivas, unos padres ejemplares y un excelente feedback.
• De las palabras con contenido emocional que nos decimos a nosotros mismos, el 62% son negativas, y el 32% positivas.
• El malestar por perder dinero es más intenso que la alegría que da ganarlo.
• Vivimos tiempos donde lo que “está mal” domina sobre lo que “está bien”.

Sobran las evidencias de que vivimos tiempos de prosperidad para muchos seres humanos:
• Abundancia, el futuro es mejor de lo que piensas, de Peter Diamandis, donde se comprueba que el presente es más productivo y progresivo que cualquier otra época de la humanidad.
• Los ángeles que llevamos dentro: El declive de la violencia y sus implicaciones es un libro escrito por Steven Pinker que muestras con muchas investigaciones que no hay tiempo más pacífico que el que vivimos en la actualidad.

Sin embargo, a pesar de ello, nuestro sentido común dice que la tragedia está a la vuelta de la esquina:
• EUA, que domina la agenda mundial, sostiene un discurso donde la crítica, la descalificación, la confrontación y el juicio de que “los demás” están mal, es el pan de todos los días.
• Por otro lado, en este año en México domina y dominará la agenda política donde las descalificaciones y las críticas se dejarán sentir con mucho peso.

¿Por qué tendemos a consumir mucho más lo negativo que lo positivo?
• La respuesta es sencilla: estamos programados, desde nuestros genes, a que en nuestras vidas, domine el pesimismo sobre el optimismo. Y he aquí las pruebas.

• Una publicación reciente, del 2011 y traducido al español en el 2014. Sapiens, de animales a dioses. Una breve historia de la humanidad. De Yuval Noah Harari. Este autor judío, muestra un nuevo ángulo de la historia evolutiva de los seres humanos, y una de sus novedosas tesis centrales es mostrar a través de diversas investigaciones que los seres humanos sobrevivimos y por tanto nos conformamos y nos reforzamos como seres que a través del miedo y la atención al peligro evolucionamos. O para decirlo de manera mucho más clara: nuestro pesimismo, y no nuestro optimismo, nos ha hecho sobrevivir como especie humana.

El ser humano valora más lo negativo:
Los seres humanos estamos predispuestos a la negatividad
• Estamos más atentos al peligro que al placer.
• Porque en miles de años de evolución humana, el que sobrevive es el que pone la atención a la amenaza, y ése, es el que pasa su carga genética a la siguiente generación.
• Para ponerlo de manera sencilla: no es el más poderoso, no es ni siquiera el más inteligente, es el más miedoso el que sobrevive.

Relacionada con la premisa anterior: los seres humanos estamos compuestos por genética y por conductas aprendidas:
• Las investigaciones recientes muestran que estamos definidos mucho más por nuestros genes que por lo aprendido en nuestro alrededor.
• ¿Nature o Nuture? La respuesta es Nature.
• De modo que, hacerle caso a nuestros instintos, a nuestro “sentido común” es más poderoso que hacerle caso a las evidencias que están enfrente de nosotros.
• Somos suspicaces por naturaleza, sobretodo de los placeres y de las buenas noticias.

Lotería cortical:
• Así le llaman los científicos, esto quiere decir que hay seres humanos que tienen más facilidad que otros para producir lo que se denominan “happy hormones” (endorfinas, dopaminas, serotoninas, oxitocinas).
• Lamentablemente, las evidencias muestran que son pocos los seres humanos que se les facilita la producción de estas hormonas, el resto de los seres humanos, que somos la franca mayoría, no nos sacamos esta “lotería”, de modo que tenemos que trabajar mucho, muchísimo para producirlas y por tanto sentirnos “bien”.

Es muy difícil que un ser humano cambie de opinión
• Durante mucho tiempo tuvimos la creencia que cuando información nueva entra a nuestro cerebro y contradice la información vieja, la nueva sustituye a la vieja. Bien, pues esto no es cierto, pasa exactamente lo contrario: es la información vieja la que descalifica a la nueva, de modo que es muy difícil para los seres humanos cambiar de opinión, cambiar de costumbres, cambiar de creencias.
• Si somos pesimistas por naturaleza, y las evidencias a nuestro alrededor dicen que ya no hay razones para ser pesimistas, ¡no importa! Seguiremos con nuestras ideas viejas acerca de la realidad.

Somos emocionales
• Jill Bolte Taylor, una destacada estudiosa del cerebro humano, sostiene: la evidencia científica de los años recientes nos muestra con toda claridad que los seres humanos no somos seres racionales que sentimos, somos seres sintientes que razonamos.
• Y mientras no cambiemos nuestra emocionalidad (somos pesimistas por naturaleza y esto tiene que ver menos con nuestra razón, y más con nuestra emoción), no podremos modificar nuestra manera de pensar.
• Pensamos que si cambiamos nuestra manera de pensar, cambiaremos nuestra manera de sentir, cuando en realidad es al revés.

Conclusión: nos abruma el pesimismo porque eso nos ha ayudado a sobrevivir durante miles de años de evolución, sin embargo, poco a poco nuestro entorno ha cambiado y tenemos como especie humana el reto de acelerar nuestro lento proceso de evolución ye generar condiciones para que los seres humanos podamos no solo sobrevivir, sino florecer.

fuente: marthadebayle.com 
Enrique Tamés
Decano regional de la Escuela de Humanidades y Educación del Tecnológico de Monterrey

¿Ya te cansaste de las manías y malos hábitos de tu pareja?

Cuando empezamos una relación solemos pasar por alto ciertas conductas de nuestra pareja que no nos resultan tan molestos. Al menos al principio.  Pero con el paso del tiempo, la repetición, la acumulación de otras factores y la recuperación de una visión menos idealizada de la persona, lo que no importaba termina por hartar y se vuelve un punto de conflicto y tensión al interior de una relación. Sabiendo que todos tenemos defectos y manías, ¿por qué de pronto las de tu pareja te parecen tan insoportables?

Partimos del siguiente escenario
Tu y tu pareja ya han estado juntos por algún tiempo.
En particular para ti hay algunos hábitos o conductas de tu pareja que nunca te gustaron tanto, pero que al final dejaste pasar porque no eran tan importantes.
Cómo apachurra la pasta de dientes, que deje enfriar el café, que no cierre bien la puerta del clóset o que no haga las cosas que le pides “de la manera correcta” (es decir, como tú quieres que las haga y como tú crees que es lo correcto).
De hecho hasta cierto punto tú te encargaste de corregir esas “faltas”, acomodando minuciosamente la pasta “como debe ser” todas las noches, sirviéndole café caliente o cerrando la puerta del clóset antes de apagar la luz.

Pero ahora… todo se ha vuelto un problema
Resulta que parece ser que con el paso del tiempo, eso que para ti no era tan molesto o tan importante, se ha empezado a convertir en una tortura o un verdadero infierno.
No sólo ya les has dicho de muchas maneras a tu pareja lo que te molesta que tenga esos hábitos o manías, sino que todo empeora cuando minimiza el hecho, te da el avión o te sigue la corriente o te dice que va a cambiar, pero regresa a lo mismo una y otra vez.

¿Qué pasó en ti?
La primera respuesta que nos puede venir a la mente es que simplemente ya te hartaste.
Aunque lo anterior puede ser verdad, también es posible que lo que agrave tu malestar es haber llegado a una explicación acerca de las razones por las que tu pareja actúa como actúa o por qué se resiste a cambiar algo que es tan sencillo, que qué le cuesta y que le has pedido tantas veces.
De las primeras cosas que uno piensa es que le vale, que ya no te quiere, que te quiere hacer la vida imposible. Te haces muchas preguntas que realmente son conjeturas que se te hacen probables como:
¿Acaso hace lo que hace por que te odia y quiere que de un coraje te de una apoplejía o un infarto?
¿Quiere llevarte al extremo del hartazgo porque se quiere deshacer de ti y ya quiere que te vayas de su vida?
¿Tiene alguna deficiencia mental que le imposibilita entender una instrucción tan elemental como “cie-rra bien la puer-ta del clo-set…”?
Esto en psicología se llama atribución:
Es una explicación del “porqué” una persona ha efectuado un comportamiento determinado.

El problema es que puedes estar teniendo errores de atribución que malignizan su conducta.
Los humanos siempre estamos tratando de explicar por qué suceden las cosas, pero esas explicaciones no siempre corresponden con la realidad, sino con lo que nos es más fácil explicar a nosotros de acuerdo a como nos sentimos o las creencias que ya tenemos..
Entonces si alguien hace algo que nos molesta, decimos que lo hace “para molestarnos”.
Suena hasta lógico, pero esto no necesariamente es cierto.
Una persona puede hacer lo que sea que haga porque así está acostumbrada a hacerlo.
Si a alguien ya le he dicho que no me gusta que presione de forma desordenada el tubo de la pasta de dientes y lo sigue haciendo, entonces es que no le importa lo que yo le digo, por lo tanto no soy importante para esa persona, por lo tanto me ve como poca cosa, por lo tanto me trata como le da la gana porque no valga nada a sus ojos.
Y ojo que todo empezó con que apachurro mal la pasta.
Digamos que la explicación que tú te das la tomas como la única posible o la más lógica de acuerdo a tu experiencia subjetiva.
Haces de explicación y conducta una sola cosa y si tu explicación involucra malignidad, a la conducta le atribuyes equivocadamente lo mismo.
Para colmo de males, a tu conducta ansiosa y controladora le atribuyes un halo de bondad diciendo que tú sólo quieres que se hagan las cosas bien, que se haga lo correcto y que en última instancia insistes en lo que insistes “por el bien de todos”.

¿Entonces qué demonios pasa con el otro que no coopera?
Lo más seguro es que la conducta del otro, al menos al inicio, poco tenga que ver contigo.
De hecho es un pensamiento muy narcisista creer que el mundo entero sólo existe para conspirar en tu contra y hacerte infeliz.
Probablemente el otro no entiende el por qué de tus reglas o necesidades.
Quizá entiende que te moleste, pero no entiende por qué de eso se hace un problema.
Ya está reactante.
Mientras más le digas que lo haga, menos lo va a hacer, pero no es para molestarte, sino para preservar su libertad.
Esto es muy común si eres demasiado insistente.

Y no podemos descartar el efecto del confinamiento y la pandemia en este momento.
Si antes de todo esto solías ser una persona más tolerante y es hasta este período de confinamiento que te empezaste a poner demandante, intolerante y hostil con tu pareja, es muy probable que estés desplazando la ansiedad que sientes hacia un “enemigo” más visible que el coronavirus.
En este caso, como ya hemos dicho, recuerde que tu enemigo y el causante de la pandemia es muy poco probable que sea tu pareja.

¿Qué hacer?
Trata de elegir la explicación que aporte menos malignización.
Piensa al menos 3 explicaciones acerca de por qué tu pareja puede estar haciendo eso que te molesta tanto.
Porque me odia y le valgo.
Porque es un irresponsable.
Porque en su casa no lo educaron bien.
De las 3 elige la que te haga enojar menos. Quizá ninguna sea “bonita”, pero en este ejemplo, las dos últimas no tienen que ver contigo.
Y por cierto si cualquiera de las dos últimas fuera verdad, ni es tu culpa, ni es tu responsabilidad, ni está a tu alcance hacer algo con eso.
Habla con tu pareja no para imponer, sino para pedir ayuda.
Dile algo como: “Mira, a lo mejor te parece muy obsesivo de mi parte que quiero que cierres bien la puerta del clóset, pero la verdad es que me da como ansiedad verla entreabierta en las noches.  Yo se que en sí no tiene nada de malo y que no va a pasar nada, pero me gustaría que me ayudaras a que si la abres, por favor la cierres bien.  Eso me va a dar un poquito de paz. ¿Si?
Utiliza la psicología a tu favor.
Un elemento para esto es la asociación afectiva automática.
Si te la pasas viendo los defectos de tu pareja vas a ser más infeliz en tu relación.
Pero si en cambio, todos los días escribes 3 cosas que te gusten de tu pareja, idealmente que haya hecho que te hayan gustado ese día, vas a darte cuenta que no todo lo que haces es negativo y vas a aprender a nivelar la balanza.
Eventualmente de tanto ver que también tiene cualidades y cosas que te gustan (después de todo por algo le elegiste como pareja), empezarás a asociar su presencia con sentimientos más positivos.
De hecho sería aún más poderoso hacer un diario de gratitud de tu relación, donde cada noche escribas 3 cosas que agradezcas de tu relación que hayan pasado ese día y que te hayan traído paz o alegría.

Los defectos y manías de tu pareja no van a desaparecer porque
grites más fuerte o te de una parálisis facial.
El secreto es el significado que das a esos defectos
y el peso que le des a cada uno.

COVID19: Lo que debes saber antes de regresar a trabajar

De regreso a esta nueva normalidad es súper importante que sepan que hay que cumplir con una serie de obligaciones previas al reinicio de los trabajos post-cuarentena en las empresas.


OJO, si no las cumplen implicaría para las empresas multas de hasta más de un millón de pesos y la CLAUSURA temporal o definitiva, de la compañía.

¿Quiénes regresan a trabajar el 1 de junio?
Estamos en semáforo rojo, sólo pueden regresar a trabajar los trabajos esenciales: Industria automotriz, fabricación de transporte,,
Construcción y Minería.

¿Cuáles son las estrategias pre-entrada al trabajo?
Las empresas que pertenezcan a las industrias de la construcción, la minería y la fabricación de equipo de transporte (empresas automotrices y de autopartes) tienen que cumplir con los “Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral”, publicados por la Secretaría de Salud el 17 de mayo.
Su obligación es tener la aprobación por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social para poder iniciar sus trabajos.

El resto de las empresas esenciales podrán tomar como referencia estos “Lineamientos Técnicos de Seguridad Sanitaria en el Entorno Laboral” , pero no tienen obligación de tener la aprobación del IMSS.

  • Las empresas no esenciales tienen que cumplir con una serie de obligaciones previas al reinicio de los trabajos post-cuarentena, por ejemplo:
  • Modificar el Diagnóstico de Seguridad y Salud en el Trabajo
  • Modificar el Programa de Seguridad y Salud en el Trabajo, para que queden claras todas las actividades que van a hacer para proteger a los trabajadores del Covid-19.
  • Modificar el Programa Específico de Protección Civil, donde se incluyan todos los protocolos que se van a seguir ante los riesgos sanitarios.
  • Ajustar el plan de trabajo conforme al riesgo psicosocial, para agregar los efectos del Covid-19 sobre los trabajadores y las medidas que se tomarán al respecto.
  • Establecer un plan de capacitación ad-hoc con la problemática que representa el Covid-19.
  • Adoptar medidas para manejar los riesgos que implican el desplazamiento de su casa al trabajo y viceversa.
  • Establecer las nuevas estrategias que hay que implementar en el trabajo para enfrentar la nueva normalidad.
  • Tener un protocolo para el manejo de los casos sospechosos de Covid-19 o de contagios
  • Inclusive, determinar un plan de emergencia para prepararse para la muy probable próxima cuarentena por rebote.

¿Cuáles son las estrategias laborales para la nueva normalidad post-cuarentena para empresas esenciales y no esenciales?
Capacitación y sensibilización de TODOS los empleados para saber cómo proceder en las distintas situaciones del Covid-19.
El uso permanente de cubrebocas, lentes o caretas y geles desinfectantes.
Atención inmediata de casos sospechosos y con contagios.

¿ Cómo Manejamos al Personal Vulnerable?
Seguir pagándole su salario, hasta que puedan laborar a partir del semáforo naranja (excepto embarazadas y en estado de lactancia).
Dar vacaciones, devengadas o adelantadas.
Alentarlos a pensionarse si ya tienen 60 años.

¿Y si hay casos de trabajadores sospechosos o infectados de Covid-19?
Checar bien los riesgos Psicosociales por el Covid -19
Estar listos para Incapacidades por enfermedad general Covid-19
ante el IMSS.
Estar listos por incapacidades por riesgo de trabajo Covid-19 ante el IMSS.
Seguir los Protocolos contra el Coronavirus por parte del IMSS.

¿Qué está haciendo el IMSS para apoyar a los trabajadores por el Covid-19?
Prórroga de pensiones.
Beneficios en el proceso de pensiones
Prescripción ante el IMSS de las pensiones.
Beneficios para las trabajadoras embarazadas.
Convenios en pago de parcialidades para los patrones.

¿Qué está haciendo el Infonavit para apoyar a los trabajadores por el Covid-19?
Beneficios para Pymes de hasta 250 trabajadores y más de 250 trabajadores.
Prórrogas en los pagos del crédito por desempleo o por recorte de sueldo.

¿Cómo manejar los conflictos familiares? (Durante la pandemia)

Para los que durante la contingencia han tenido que soportar conflictos familiares entre hermanos, padrastros vs hijastros, el ex que no se ha ido de casa o incluso parejas que se la viven peleando.

Las relaciones familiares han sufrido un duro golpe con la pandemia. Cualquier conflicto que se visualizara incluso menor, se están convirtiendo en verdaderas batallas.

Si de por sí las situaciones familiares son conflictivas en el día a día, con el encierro se han agudizado, sobre todo aquellas relaciones que suelen ser difíciles en sí mismas. Las de los hermanos. Los padrastros, hijastros, las parejas con problemas previos, etc.

Tan sólo en el Foro virtual sobre violencia familiar, se señaló que al aumentar el número de personas desempleadas debido al COVID 19, se deterioró la salud mental de los padres y como consecuencia se está ejerciendo mayor violencia en los menores.

Por su parte la Red por los Derechos de la Infancia, dijo que la violencia y los conflictos familiares ya estaban antes de la pandemia, pero se han agudizado por el encierro.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que las personas intolerantes manifestaran más conflicto por el confinamiento.

El hogar ha dejado de ser un espacio de bienestar, calma y tranquilidad. Ahora también es un espacio de conflicto y tensiones.

La gente más prudente lo soportará, pero muchas personas tendrán dificultades para contener sus emociones”.

Las personas agresivas no se relajan en entornos cerrados. Todo lo contrario.

Estrategias para manejar las relaciones difíciles:

  • Ponernos en el lugar de el otro: empatía
  • Respetar la intimidad y el espacio del otro
  • Ser respetuosos y mantener las formas adecuadas.
  • Ser asertivos y utilizar palabras de habilidades sociales básicas.
  • Ser pacientes y tolerantes
  • Estimular y entrenar habilidades sociales alternativas a la agresión
  • Reforzar y exigir requisitos básicos de convivencia y hacerlos valer.
  • Obediencia, respeto, responsabilidad, cooperación y consideración
  • Respeto. Donde y cómo sea.

¿Cómo transitar los conflictos familiares: a través de 5 requisitos?

  • Disposición
  • Apertura
  • Negociación
  • Acuerdos
  • Compromiso

Moraleja en esta pandemia


-Cambiar el conflicto y la afectación, por oportunidad
-Reducir el hacer y centrarse en el ser y en el estar

6 COSAS QUE PUEDES HACER EN CASA PARA PROTEGER TU SALUD

Nuestra principal arma contra las infecciones virales es el sistema inmunológico; por eso aquí van algunas recomendaciones para cuidarte desde casa.

1 ELIMINA AGENTES DE DAÑO
Deja de “echarle leña al fuego”; modera tu consumo de alcohol, evita el uso de drogas y fármacos sin prescripción médica, y aléjate del cigarro.

2 HAZ EJERCICIO
Busquen aplicaciones y videos con rutinas sencillas para hacer en casa, si no estás acostumbrado a moverte puedes empezar con 10 minutos diarios.

3 CONTROLA EL ESTRÉS Y LA ANSIEDADT
Cambia la forma en cómo percibes y manejas el estrés, esto también te ayudará a tener una mejor salud mental y espiritual.

4 HIGIENE DEL SUEÑO
Mantén un horario de sueño saludable, evita desvelarte sin razón o trasnochar de forma rutinaria; recuerda también que la luz del celular o tablet antes de dormir afecta tu ciclo de sueño.

5 ALIMÉNTATE SANAMENTE
Por muy difícil que parezca y aunque los carbohidratos te estén gritando desde la alacena, una buena alimentación es clave para protegernos de toxinas y agentes nocivos.

6 COMPLEMENTA TU ALIMENTACIÓN
La Vitamina D3, que nos ayuda a fortalecer el sistema inmune y nos protege de enfermedades, es un poco más difícil de encontrar, pues la principal fuente para generarla es el sol. Si bien la tienen algunos alimentos, necesitarías comer cantidades absurdas de alimentos para tener los niveles adecuados.

¿CUÁNTA VITAMINA D3 NECESITO?
Sólo un médico puede hacerte una valoración correcta y acorde a tu caso particular. Sin embargo, diversos estudios han demostrado que la Vitamina D3 de 4 000 UI (unidades internacionales) es una dosis segura y eficaz para alcanzar los niveles adecuados.

Soltar, resignificar y reencontrarte con mamá

No vas a llegar a ser la mujer o el hombre que estás llamado a ser, hasta que no resignifiques tu relación con mamá.

Nos guste o no, la relación con la madre es la más significativa de todas las que tendremos en la vida. Estuviste nueve meses dentro de ella, literalmente fueron uno y hoy muchas de tus decisiones, elecciones y gustos están influenciados por quien ella fue o es para ti.

Queremos que este 10 de mayo sea un día de las madres diferente por eso vamos a liberarnos, descargarnos y dejar salir todo lo que hubiéramos querido decirle y por uno u otro motivo no hemos podido.

Si ella ya murió, si no la ves, si está enferma, si tiene una demencia o simplemente ya no es ella, ésta es tu oportunidad para liberarte de eso que te oprime la garganta y frena la velocidad con la que puedes moverte por la vida.

Mamá tal vez fue una decepción para ti, probablemente no se parecía a las mamás de tus amigas, no era quién te hubiera gustado que fuera ni la relación con ella como las que pintaban en las series o películas. Pero sabes qué, es la que hay. Si ella tenía expectativas no cumplidas contigo es su responsabilidad pero también si tú te sientes decepcionada o defraudado, es la tuya.

Haya pasado lo que haya pasado, nunca es tarde para tener una infancia feliz. Es decir, para ver con ojos renovados la historia de antes. Finalmente todo lo que viviste te hizo ser quien hoy eres y si no te gusta como eres es tu chamba cambiarlo.
No se trata de juzgar, culpar o responsabilizar. Se trata de que por una vez tengas un encuentro adulta-adulta con tu madre. ¿Por qué siempre que pensamos en ella o la tenemos frente para hablar volvemos a sentirnos como los niños que éramos? ¿Desde ser adulto, hoy que le dirías?

Sin caer en estereotipos de la mamá perfecta y la mamá terrible, la mayoría de nuestras mamás son una mezcla de claroscuros, una versión humana y real de lo que hemos visto en novelas. Ellas hicieron lo mejor que pudieron con los recursos que tenían y las circunstancias en las que estaban. Hoy lo harían mejor. Se equivocaron, sí pero también acertaron en muchas cosas.

La distancia física no es la que más duele entre un hijo y una madre, es la distancia emocional. Así que hoy acortemos esa distancia. No podremos llevarlas a comer, o al cine , o al teatro hoy toca darles un regalo diferente; sincerarnos, abrirnos de capa , regalarle el que me conozca un poco más o sepa mi sentir de mucho tiempo.

Hasta que no hayas logrado esta integración de tu mamá a la persona que hoy eres, hasta que no hayas visitado el ayer, besado la herida y regresado al presente con perdón y empatía, no vs a sentir La Paz que da la satisfacción del deber cumplido.

Resignificar es justamente darle un nuevo significado a los eventos. Ejemplos; Persona que llegó y encontró muerta a mamá o La niña que su mamá salió y le toco que su abuelita muriera.

Soltar las afrentas del pasado, los viejos rencores, los no perdones te liberan las manos para recibir nuevas cosas en tu vida. La relación con mamá es la más compleja de todas, caray te dio la vida, ¿con que pagas eso? Siempre te sentirás en deuda hasta que comprendas que la vida no viene con un manual de instrucciones, viene con una madre. Es la que te tocó como en la muerte; no tienes la que mereces sino la que te toca.


Liza Minelli- “Mamá, nos criaste con humor y nos hiciste comprender que no todo iba a ser maravilloso, pero nos enseñaste cómo reírnos de ello.”


Oprah- “La biología es lo que menos convierte a alguien en madre.”


Meryl Streep – “ En la vida no tienes que ser famoso ni rico. Solo tienes que hacer que tu madre y tu padre se sientan orgullosos de ti.”

Reencontrarte es como tener la oportunidad de que a la edad que tengas, puedes tener una cita con tu mamá. Para tomar un café y hablar de lo difícil que es la vida. Ponerte en sus zapatos, sus circunstancias y su historia, no la tuya. Verse a los ojos y decir: Madre nada te debo, madre estamos en paz.

Heridas y necesidades: La bronca de lo no resuelto

Para entender y dejarnos sentir la “herida”, usamos el término “niño interior, niño emocional”. Esto es simplemente una metáfora para describir una parte de nosotros extremadamente vulnerable y valiosa que ha experimentado traumas en la forma de represión, traición e invasión.

Como resultado de este trauma nuestra esencia y dones naturales se cubrieron por una capa de vergüenza y se paralizaron con miedo o rigidez. En vez de confiar, vivimos desconfiando, en vez de relajarnos vivimos tensos y nuestra inocencia se cubre con defensas y estrategias de sobrevivencia.

REGRESIÓN A LA INFANCIA

A pesar de que vivimos en un cuerpo adulto, también hay un aspecto de nuestra conciencia que es como un niño, y es la que llamamos “la parte infantil, el niño/niña interiores”. Vive lado a lado con nuestro “adulto funcional”. Normalmente nos la arreglamos para esconder esta parte, incluso de nosotros mismos, pero en situaciones de estrés, decepción, dolor, miedo o frustración, esta parte nuestra se hará presente y con frecuencia provocará que nos portemos como niños. Para trabajar con alguien o poder mantener una relación, cualquier relación, necesitamos desarrollar un entendimiento y aprender a contener esta parte infantil.

En esencia, el niño, la niña, es solo espontaneidad, inocencia, ganas de jugar, curiosidad, y entusiasmo natural. Si hubiésemos recibido de niños este amor y apoyos incondicionales que necesitábamos, esta espontaneidad y energía permanecerán intactas.

Pero este espacio natural es cubierto con un profundo miedo, casi pánico, como resultado directo del abuso y los traumas que vivimos de niños. Debido a esto es que nuestr@ niñ@ vive en desconfianza, frecuentemente derrumbándose, aislándose, sintiendo vergüenza y shock y con una inmensa falta de confianza y amor a sí mism@.

Esta historia inicia cuando nacemos, o incluso desde el vientre. En ese momento, solo tenemos un círculo y este representa nuestra esencia.

Guarda esas cualidades y dones básicos con los que todos nacemos. Algunas son universales tales como el ser amorosos, el gozo, entusiasmo, vitalidad, confianza, curiosidad.

Otras son totalmente únicas y especiales de cada quien.

Vulnerabilidad herida
Al pasar los años, la historia se complica.
Por muchas situaciones que todos vamos pasando, en casa, en la escuela, familia, amigos, etc. Nuestra inocencia se daña poco a poco, nuestra confianza se vuelve desconfianza, nuestra espontaneidad y curiosidad se llena de miedo y precaución y perdemos mucha de nuestra vitalidad original, y nuestra confianza se convierte en duda e inseguridad.
Nuestra esencia se cubre con una capa de dolor, desconfianza, vergüenza y miedo. Nos llenamos de inseguridad profunda, sentimientos de no valía. Miedo e incluso congelamiento y un dolor profundo.

Cuando un niño, una niña no es tratad@ con amor y respeto, llega un momento en que cree que eso es lo que merece.
Cuando l@s niñ@s no reciben apoyo en desarrollar sus habilidades naturales pierden el amor a sí mism@s y la confianza en las personas, y pueden llegar a pensar que este mundo es hostil y peligroso.

Un niño, una niña, no puede ver que son los padres, o cuidadores los que tienen el problema, ell@s se culpan.

Al final empezamos a creer que estamos defectuos@s, dañad@s, y que no merecemos amor o respeto.

Dado todo este dolor, inseguridad y miedo que llevamos en esta capa de en medio, hemos construido una capa para cubrir todos estos dolorosos sentimientos.

Esto es lo que llamamos “La capa de protección”.
Esta capa de protección es nuestra armadura. Nos ayudó ya que fue nuestra sobrevivencia.
Es bueno saber que podemos protegernos cuando lo necesitamos y que podemos evitar personas o situaciones que son poco sanas o dañinas. Pero el problema es que esta capa nos mantiene alejad@s de nuestra esencia, de nuestro verdadero Ser.
Desafortunadamente nuestra protección ya no es una elección consciente basada en situaciones de nuestra vida presente.
Se ha vuelto inconsciente, habitual y automática.
Está basada en lo que proyectamos en nuestras vidas presentes por causa de experiencias en el pasado.
Vivimos en la capa de protección como robots, reaccionando a la vida, a las personas y a las situaciones actuales desde las improntas del pasado. No estamos viendo la vida, las personas o incluso a nosotr@s claramente.
Desde la protección, convertimos nuestras vidas en un pleito, un acto de complacencia, ceder todo el tiempo, un drama y una tragedia.

Mientras no nos hagamos conscientes y aprendamos a des identificarnos de la parte herida, trabajando con ella, cultivemos al adulto, adulta san@, depuremos nuestras creencias, seguiremos tomad@s por esa parte inmadura y atorad@s en el pasado, esto nos impide vivir en el aquí y ahora y responder a la vida de manera consciente y asertiva.

Las heridas emocionales son la consecuencia de no haber sido satisfech@s en nuestras necesidades a lo largo de nuestro desarrollo al cien por ciento. Estas necesidades siempre están presentes en nuestra vida pero hay unas que se muestran como las más importantes de acuerdo a la etapa que el niño, la niña viven.

Hablamos de 5 heridas: 

La primera necesidad es de pertenencia. El bebé necesita sentir que pertenece, que es bienvenid@ y que está esta segur@ con los padres, el hogar a donde llegó.
La herida es no sentirse desead@ y segur@. “Niñ@ rechazad@”

La segunda necesidad es la sensación de ser amad@, vist@, apapachad@.
La herida nace de la profunda experiencia de sentir que nadie te quiere, sentir soledad, abandono y que a nadie le importas.”Niñ@ abandonad@”

La tercera necesidad es sentir la libertad de ser, la autonomía, el “yo puedo”.
La herida es sentirse manipulad@, el miedo a verse débil, el ser traicionad@.
“Niñ@ traicionad@”

La cuarta necesidad es mi ser único y el sentirme amad@ y aceptad@ en esa unicidad.
La herida es la profunda sensación de insuficiencia, deficiencia, de ser inadecuad@s, y de que somos fundamentalmente incorrect@s. “Niñ@ avergonzad@”

La quinta necesidad es poder expresar los impulsos sexuales y creativos de una forma espontánea. Aceptación de la sexualidad y de los éxitos y fracasos por igual.

La herida es haber sido condicionad@ y sentirse reconocid@ y valorad@ solo por los logros y el hacer y no por el simple ser. Esto provoca un gran miedo a fallar y la compulsión del perfeccionismo.   Y ante la no aceptación de la sexualidad se crean conflictos con ella y miedo a la entrega. “Niñ@ bien portad@”



fuente: marthadebayle.com

Que la cuarentena no te robe tu Autoestima

La autoestima es el concepto que se tiene de uno mismo, es la manera de cómo cada quien se mira, es como cada uno se ama, se acepta y se quiere. Es importante establecer que el juez más severo que tenemos, el crítico más agrio de cada persona es él mismo, por ello la valoración que hagamos de nosotros debe basarse en la confianza y el respeto a sí mismo. Se debe valorar lo positivo que cada uno tiene, simplemente pensar bien de uno mismo y quererse realmente, no por lo que se tenga sino por ser, solo por ser, lo que se es.

La persona con autoestima alta: Se acepta, ama la vida, se siente feliz en el lugar donde vive, reconoce y expresa lo bueno de los demás, es responsable, tiene dominio de sí mismo y en sus instintos, comete errores y aprende de ellos y los corrige.

La autoestima puede también variar dependiendo de las situaciones que le toque vivir a cada persona y se deben tomar en cuenta cuales conductas son más fuertes o más frecuentes. La consciencia de estas situaciones ayuda a mejorar nuestra autoestima, tratemos de mejorar constantemente, para ser mejores personas.

¿Qué elementos conforman nuestra autoestima?
1.-La capacidad de verte
2.-Contacto y pertenencia
3.-Sentirte capaz y con recursos
4.-Mantener un buen estado de ánimo
5.-Darte permiso a ser vulnerable

1.-Interacción contigo
¿Qué tan conectado estás con contigo?
¿Qué estas descubriendo de ti mismo?
¿Cómo te estas relacionando contigo?

En esta situación de cuatro paredes y las mismas personas y cosas, tener espacio para poder relacionarte contigo es casi un deber. Estamos teniendo momentos donde lo que toca es mirarnos y conocernos mejor. ¿Tú lo estás viviendo?
Date momentos de silencio
Escribe cada noche
Obsérvate cómo estás.

2.-Contacto y pertenencia
¿Con quién estás conectando?
¿Quiénes son tu círculo de primera intimidad?
¿A qué te sientes perteneciente hoy?

Estamos en un momento donde podemos sentirnos más cerca de las personas que nunca. Sentir que estas conectado y apoyado es muy importante para tu autoestima.
Has llamadas o comparte lo que sientes
Ofrece tu apoyo
Manda mensajes personales no solo cadenas

3.-Sentirte capaz y con recursos
¿Cuáles son tus auto-apoyos?
¿Qué habilidades personales pones en juego?
¿Qué habilidades necesitas desarrollar?

Tener claros nuestros apoyos nos permite saber que pase lo que pase, cuentas con recursos internos para poder salir adelante ante cualquier situación. Todos tenemos recursos que hemos desarrollado a lo largo de la vida, recordarnos es muy importante.
Observa tus capacidades en este momento
Recuerda la última vez que estuviste en crisis
Ponle límites a la crítica de tu cabeza
Soy capaz de resolver

4.-Mantener un buen estado de ánimo
¿Qué te pone bien de lo que tienen hoy?
¿Qué te hace sentir agradecido?
¿Qué depende de ti y qué no?

Las emociones son un aspecto básico de nuestro día a día, solemos desconectarlas y no sentirlas porque no sabemos qué hacer con ellas. En situaciones como estas, las emociones se desbordan y estamos mucho más conscientes de lo que estamos sintiendo.

Date tu medicina emocional todos los días
Mantén un orden y estructura
Ten espacios de disfrute

5.-Date permiso a ser vulnerable
¿De pronto te sientes triste?
¿Te sientes atrapado?
¿Has estado sintiendo emociones que te cuesta digerir?

De pronto ante una situación como esta podemos experimentar la insoportable vulnerabilidad, que son memorias traumáticas que se activan, generándonos emociones difíciles de digerir y que nos llevan a actos compulsivos.
Se amable contigo
Sentir tu vulnerabilidad te hace fuerte
¿Qué te está haciendo sentir profundamente vulnerable hoy?

fuente: Anamar Orihuela
Psicoterapeuta, conferencista, tallerista, escritora. Fundadora de la clínica HERA y creadora del método HERA. Ha creado he impartido por más de 15 años ininterrumpidos, diplomados de autoestima para hombres y mujeres. Autora de los Betseller “Hambre de hombre”. “Transforma las heridas de tu infancia”, “Sana tus heridas en pareja”.
TW: 
@AnamarOrihuela

¿Conectado con todo, desconectado de ti?

¿Cuántos de ustedes se han pasado una vida huyendo de sí mismos?
¿Cómo saber si estas conectado contigo?
¿Por qué es tan amenazante?

Tenemos una consciencia que nosotros mismos que conecta en nivel de lo que sentimos, pensamos, hacemos y necesitamos.
Cuando somos inconscientes de nosotros mismos pasan muchas cosas en nuestro interior de los cuales no nos damos cuenta. Es como si entraran personas a tu casa que te roban energía y que no te das cuenta porque no te ves a ti mismo.
Son momentos para estar en nosotros con más fuerza porque solo así podremos encontrar las certezas

VEO QUE
Características de una posición de desconexión:
Hacer por hacer
Solo ves una parte de ti
No aceptas lo que reflejan tus relaciones
Cerrado y necio
Proyectivo, no ves el espejo
Todo lo filtras en la mente
Poco responsable de tus actos
Tus metas son ideas y no necesidades

Nos dejamos de ver por:

Modelos de padres
Momentos donde sentir era muy amenazante
Porque vivimos en una sociedad que promueve la desconexión
Una persona que no se ve a sí misma es material radioactivo

¿Cómo lograr la conexión?
¿Cómo se encuentran con ustedes cuando lo necesitan?

+Date tiempo y espacio de conectar
Libro, escribir, caminar, soledad, silencio, terapia, etc.
+No te asustes de ver lo que hay
+Confía en que puedes acompañarte
+Ponte a dieta de tu celular
+Las relaciones siempre nos reflejan lo que somos

Mirando lo fundamental
¿Qué es lo fundamental?

Tu consciencia y Madurez
Lo que sientes
Lo que necesitas de fondo
Lo que tienes en términos de vínculos
La salud
Tu capacidad de acompañarte

Cuando te miras recuperas la consciencia de lo fundamental y le das espacio en tu vida.

No olvidar estar hoy ante lo verdadero

1.-Distanciamiento social pero profundo contacto afectivo
2.-Planteate que puedes cambiar de tu vida que no es fundamental para ti
3.-Recuerda que la vida es una matemática perfecta, no hay errores confía.
4.-Descubre que te ayuda a mirarte
5.-Que lo que estas aprendiendo hoy no se te olvide mañana

Lic. Myriam Yali Romero Nieva Tel. (442) 213 4674 Querétaro. Apoyo Psicológico a Parejas, Terapia Individual y Familiar, Apoyo a padres con Adolescentes.