Psicología: una ciencia necesaria para la vacunación

Los psicólogos han estado rastreando las actitudes de vacunación desde la primavera de 2020, tratando de comprender quién duda en recibir una vacuna COVID-19 y por qué. Las encuestas nacionales en USA mostraron un panorama prometedor cuando comenzó el lanzamiento de la vacuna: el 63% expresó su disposición a fines de noviembre (Gallup, 2020). Una encuesta de la Fundación de la Familia Henry J. Kaiser realizada en diciembre situó la disposición a vacunarse en un 71% (KFF COVID-19 Vaccine Monitor, 2020). Sin embargo, la investigación también sugiere que la aceptación se distribuye de manera desigual. El proyecto de monitorización de vacunas COVID-19 en curso de Kaiser encuentra brechas constantes entre los grupos. Los más propensos a dudar son los republicanos, las personas de 30 a 49 años, los estadounidenses de zonas rurales y los estadounidenses de raza negra. Quienes más probablemente se entusiasmarán son los demócratas, las personas mayores de 65 años, las personas con educación universitaria y las personas con problemas de salud importantes.

Los psicólogos y otros científicos del comportamiento están trabajando para informar los esfuerzos de comunicación en torno a la vacuna.

Por ejemplo, muchos de los que están ansiosos por vacunarse pueden sentirse tentados a avergonzar a los que tienen preguntas o dudan. Pero la investigación muestra que los mensajes emocionales positivos, como el altruismo y la esperanza, son más efectivos que los negativos para fomentar la vacunación (Chou, W. S. y Budenz, A., Health Communication, Vol. 35, No. 14, 2020).

R. (2021, 24 marzo). Psicología: una ciencia necesaria para la vacunación. Sdemocional. https://sdemocional.org/psicologia_vacuna/