Archivos de la categoría Pareja

La terapia en línea sí ayuda Y hay ESTUDIOS QUE LO AVALAN.

Que la terapia sea en línea no reduce la capacidad del profesional para comprender tus problemas y ayudarte a superarlos.


La terapia en línea es la que se lleva a cabo vía remota usando tecnología. Es conocida de diferentes formas: terapia a distancia, psicoterapia por internet, telepsicología, apoyo psicológico en línea, entre otras. Se realiza por videollamada o llamada y a través de dispositivos como computador, tablet o celular, en general tiene el mismo formato que el apoyo psicológico tradicional.Tu salud mental es igual de importante que tu bienestar físico.

La terapia en línea tiene un historial de éxito porque realmente ayuda a las personas a superar sus problemas.

Estudios han demostrado la eficacia de la terapia en línea. Asesoramiento que se ha convertido en una alternativa viable y un complemento de la terapia de consultorio.

La terapia en línea es un asesoramiento que brinda un terapeuta a su paciente a través de Internet. Una asistencia profesional que ayuda a tratar y a superar estados depresivos, ansiosos, de dolor, entre otros trastornos mentales.

Uno de los mejores beneficios de la terapia en línea es que el terapeuta se mantiene siempre con el paciente. Está disponible desde cualquier lugar que este quiera o pueda estar.

Los terapeutas en línea de buena reputación tienen la práctica y las competencias que se esperarían de un terapeuta convencional. Ya que estos se rigen por los mismos estándares y emplean los mismos métodos de ayuda que en una consulta tradicional.

Características de la terapia en línea

Este revolucionario método de ayuda a distancia tiene las siguientes características:

  • Es accesible: el paciente podrá conectarse con su terapeuta en cualquier parte del mundo y a toda hora. Es precisamente la principal característica de la terapia en línea.
  • Es seguro y privado: los sitios bien calificados respetan la privacidad del paciente. Si no quiere revelar su identidad ni rostro, tendrá derecho a no hacerlo.
  • Es confidencial: la información entre el paciente y su terapeuta queda guardada en el servidor del sitio web y solo ellos podrán acceder a ella.
  • Es menos costosa que una cita tradicional cara a cara.
  • Se trata de una alternativa conveniente para personas con discapacidad.
  • Es una solución para hombres y mujeres que se encuentran en una relación abusiva, que quieren tomar terapia sin que la pareja se entere.
  • Y también es una buena opción para parejas que sostienen una relación a distancia y desean fortalecer sus vínculos.

Además de seguir la atención psicológica tradicional vía remota, la terapia en línea permite más servicios como son: materiales psicoeducativos en línea, videos, comunicación constante a distancia.

Existen estudios sobre la efectividad y resultados de la terapia en línea, lo que ha motivado cada vez a más psicólogos y pacientes a optar por esta.

Algunos artículos y estudios son:

  • Andersson, G. (2009). Using the Internet to provide cognitive behaviour therapy. Behaviour Research and Therapy 47, 175–180.
  • Andersson, G., Nordgren, L., Buhrman, M. & Carlbring, P. (2014). Psychological Treatments for Depression Delivered via the Internet and Supported by a Clinician: An Update. Revista de Psicopatología y Psicología Clínica 19(3), 217-225. Asociación Española de Psicología Clínica y Psicopatología.
  • Andersson, G., & Cuijpers, P. (2009). Internet-based and other computerized psychological treatments for adult depression: A meta-analysis. Cognitive Behaviour Therapy 38(4), 196-205.
  • Barak, Azy, et al. (2008). A comprehensive review and a meta-analysis of the effectiveness of internet-based psychotherapeutic interventions. Journal of Technology in Human Services 26(4), 109-160.
  • Day, S. & Schneider, P. (2002). Psychotherapy Using Distance Technology: A Comparison of Face-to-Face, Video, and Audio Treatment. Journal of Counseling Psychology 49(4), 499–503.
  • DeAngelis, T. (2012). Practicing distance therapy, legally and ethically. Psychology is developing guidelines for practitioners in this rapidly changing area. Monitor on Psychology 43(3). American Psychological Association.
  • Dittmann, M. (2002). Distance therapy may promote more client openness, study suggests. American Psychological Association.
  • Epstein, R. (2011). Distance Therapy Comes of Age. Recent studies show that psychotherapy delivered through electronics devices can benefits patients. Scientific American Mind
  • Gainsbury, S. & Blaszcynski, A. (2011). A systematic review of Internet-based Therapy for treatment of addictions. Clinical Psychology Review 31, 490-498

Entre muchos otros estudios, la terapia en línea ha ido evolucionando a lo largo del tiempo, en sus inicios se usaba apoyo psicológico telefónico y tuvo un auge a partir de los años 90 por la expansión de la conexión a internet y el crecimiento digital. Hoy día se atienden múltiples padecimientos y problemáticas a través de la terapia en línea. Todo esto, normado por los estándares éticos que impone la Asociación Americana de Psicología (siglas en inglés APA).

fuente: www.terapify.com y miespacioenlinea.com.mx

El encierro del amor: No eres tú, es el COVID

Muchas relaciones están afrontando retos no sólo a raíz del confinamiento, sino de los efectos que en todos los niveles está teniendo la pandemia en nuestras vidas.

Si a los efectos económicos, sociales y psicológicos le agregamos lo que cada uno ya venía cargando previo a esta catástrofe, sin duda el resultado es una puesta a prueba de nuestras fortalezas y nuestros mecanismos de defensa que para algunos podrían resultar adaptativos, pero desafortunadamente para muchos acabarán por ser desadaptativos. ¿Es mi relación la que ya se encontraba en agonía o ha sido este virus el que ha venido a arruinarlo todo? Vamos juntos a conversar acerca de este tema de impacto actual.

Lo que nos está pasando.
Es una situación inesperada, indeseada y que se ha prolongado más allá de nuestras expectativas originales.
Esta crisis ha traído cambios profundos en nuestra forma de vida y ha impactado nuestras áreas psicológica, social, afectiva, laboral y económica.

Lo que nos está pasando, con lo que nos está pasando.
Todo esto nos inquieta, nos preocupa y a veces rebasa nuestras capacidades ordinarias para afrontar las crisis cotidianas de la vida.
Y esto es natural al ser una crisis extraordinaria.
Tensa y pone a prueba nuestra capacidad para manejar la situación e impacta directamente a nuestra salud mental y, como consecuencias, a nuestra interacción con personas cercanas.
Entonces quizá no es tu pareja, quizá no es la COVID y ni siquiera tu supuesta mala relación. Valdría la pena reflexionar si no eres tú, o mejor dicho tu incapacidad de afrontar y de ajustarte o adaptarte a las circunstancias cambiantes.

El elemento más destructivo.
Cuando las personas son incapaces de adaptarse es muy frecuente que se acumule en ellas una gran cantidad de ESTRÉS y este acabe por disparar a la ANSIEDAD.
La ansiedad nos hace catastrofizar, disminuye nuestra tolerancia y nos hace entrar en un modo de supervivencia (que por definición es muy poco empático, porque nos hace pensar mucho más en cómo ponernos a salvo que en el bienestar del otro). Te hace comportarte de maneras egoístas.
Esto tiene mucho que ver con la resistencia natural al cambio, pero también con la incapacidad de aceptar la realidad o lo inevitable de la vida.
Para sustentar lo anterior, nos vamos a apoyar en el llamado:

Modelo de adaptación al estrés por vulnerabilidad
El Modelo de Adaptación al Estrés-Vulnerabilidad (también llamado Modelo de Proceso de Contexto de Rasgos ) es un marco, descrito por el Dr. Benjamin Karney, para comprender cómo la satisfacción en las relaciones íntimas puede cambiar o permanecer estable con el tiempo y las circunstancias.
El modelo propone 3 factores que influyen el resultado de una relación basados en las crisis que ocurren a su alrededor:
Vulnerabilidad
Esto es lo que cada uno ya traía cargando previamente.
Es cualquier tipo de factor que dificulta que una persona mantenga relaciones duraderas y satisfactorias.
Problemas de salud mental, ansiedad, depresión, impulsividad, rasgos de personalidad (neuroticismo o narcisismo, por ejemplo), malas experiencias en relaciones previas, problemas de autoestima, adicciones, etc.
Factores estresantes
Para nuestro caso, hablamos de todos los efectos y el impacto que está teniendo la pandemia en nuestras vidas y que va más allá de nuestra capacidad para afrontarlos.
Ya sea porque sean muy grandes o porque se acumulen de manera desordenada y concurrente.
Trabajo, miedo al contagio, dinero, los hijos, etc.
Capacidad de adaptarse
Son las habilidades y capacidades que poseen las parejas para enfrentar y adaptarse de manera efectiva a circunstancias desafiantes. Las adaptaciones pueden incluir el sentido del humor de una pareja, formas constructivas de manejar conflictos y resolver problemas, y apoyarse mutuamente.
Los dos primeros elementos (factores estresantes y las vulnerabilidades) aumentan los comportamientos negativos de la relación (como la crítica y la insensibilidad) y, a su vez, aumentan los resultados negativos (insatisfacción y ruptura de la relación).
Por otro lado, la capacidad de adaptarse amortigua los efectos del estrés, disminuyen la ansiedad y reducen el riesgo de insatisfacción y ruptura de la relación.

¿De qué depende que esto se convierta en un desastre u oportunidad?
Para algunas personas que han sabido canalizar la ansiedad y el miedo de maneras adaptativas, el pasar tiempo con su pareja les ofrece la oportunidad de conversar, fortalecer la intimidad y consolidar su relación.
La relación de pareja se convierte en un amortiguador de la ansiedad, porque juntos se van adaptando al apoyarse en situaciones complicadas. Se mueven el uno hacia el otro.
Para aquellos que dentro de sí ya había de por sí una tormenta de emociones confusas, el caos que provoca la incertidumbre de la situación actual, más los retos sociales, laborales, de salud y económicos que estamos viviendo, se convierte en un catalizador de la ansiedad que todo lo catastrofiza, maligniza y descompone. Las relaciones de pareja no son inmunes a esto.
En este caso se alejan el uno del otro o, lo que es peor, se mueven el uno contra el otro.
Esto sucede porque la ansiedad busca salida y defensa; es decir, combatir aquello que la causa para aniquilarlo y como eso no se puede hacer con el virus (por ahora), entonces se proyecta esto en otra persona (generalmente la pareja) convirtiéndola en la supuesta causante de todos los males.
La realidad es que si una relación no se convierte en un factor atenuante para las crisis, regularmente se convierte en una entidad precipitante o agudizante de ellas. Es otro elemento con el que hay que estar lidiando.

  • Que estrategias nos pueden ayudar.
  • La APA (Asociación Psicológica Americana) recomienda 4 estrategias para amortiguar el impacto de la pandemia en su relación de pareja:
  • Reconozcan los factores estresantes.
  • Especialmente los que no son tan obvios.  Por ejemplo, a lo mejor uno de los dos tiene que salir a trabajar, con riesgo de contagio, mientras que el otro se queda con la carga y responsabilidad de los niños que no están yendo a la escuela y están más demandantes que nunca.
  • Reconocer el estrés no significa que estamos bajo el mismo estrés o que lo estamos experimentando de la misma manera, pero reconocer que está teniendo efectos negativos en cada uno, puede ayudar a las parejas a superar la irritación y apoyarse mutuamente a través de la empatía.
  • Verifiquen el impacto de su vulnerabilidad, especialmente a través de la ira.
  • No es lo mismo hablar de lo que está pasando que culpar al otro de lo que está pasando.  Es muy poco probable que alguno de ustedes sea el causante de la pandemia.
  • El enojo desbordado debería ser una señal de que es momento de detener temporalmente una conversación y no el combustible que haga subir el tono de voz.
  • Para lograr esto conviene que cada uno verifique su estado emocional y el tono y volumen de voz que está a punto de usar y hacer una pausa de ser necesario.
  • Hagan una lista de las cosas que preocupan a cada uno y trabajen juntos para tratar de encontrar solución o cómo adaptarse al menos temporalmente a ellas.
  • Apoyense mutuamente y recuerden los buenos tiempos.
  • Si están en una relación debe ser generalmente porque en algún momento consideraron que era una buena idea.
  • Recordar esas razones y reconocer que en su momento valieron la pena puede ayudarnos a tomar perspectiva y darnos cuenta que posiblemente esto que está pasando dispara reacciones más circunstanciales que profundas.
  • Hagan tiempo para la diversión y el sentido del humor.
  • Los problemas no se niegan, pero vivir bajo su yugo o sólo hablando de ellos tendrá un impacto negativo; especialmente si ya entraron en modo de “catástrofe” donde la indefensión se ha apoderado de ustedes.
  • Para aquellos con niños pequeños que no encuentren espacios de descanso e intimidad, conviene que hagan ver a los hijos que necesitan momentos para conversar o simplemente descansar.
  • De todos modos a un niño pequeño difícilmente acabas por darle gusto absoluto por tiempos prolongados porque son insaciablemente demandantes.
  • A veces incluso conviene, por cansados que puedan estar, dejar que los hijos se duerman y tener unos minutos a solas para conversar o hacer algo divertido juntos.

¿Y si nada funciona?
Lo que decía Einstein acerca de los problemas.
Es probable que estés buscando la solución en el lugar equivocado.
Tal vez estés tratando de encontrar el defecto en tu pareja, buscar hacerle cambiar o hasta atribuyas a tu mala relación lo que están viviendo actualmente.
También sería natural y comprensible atribuir todo esto a la pandemia, porque para muchos para que ha habido un antes y un después.
Sin embargo vale la pena considerar si no es tu vulnerabilidad previa (o la de ambos) la que está disparando tu ansiedad y maladaptación a las circunstancias y que todo se esté fugando hacia tu relación de pareja.
Valdría la pena considerarlo porque quizá con los factores estresantes no puedes hacer mucho, pero un problema de ansiedad está más en tus manos resolverlo si buscas la ayuda necesaria.

Para saber más: fuente: marthadebayle.com
Bodenmann, G., Meuwly, N., Germann, J., Nussbeck, F. W., Heinrichs, M., & Bradbury, T. N. (2015). Effects of stress on the social support provided by men and women in intimate relationships. Psychological Science, 26(10), 1584–1594.
Bodenmann, G., Meuwly, N., Bradbury, T. N., Gmelch, S., & Ledermann, T. (2010). Stress, anger, and verbal aggression in intimate relationships: Moderating effects of individual and dyadic coping. Journal of Social and Personal Relationships, 27(3), 408–424.
Karney, B. R., & Bradbury, T. N. (1995). The longitudinal course of marital quality and stability: A review of theory, methods, and research. Psychological Bulletin, 118(1), 3–34.
Neff, L. A., & Karney, B. R. (2017). Acknowledging the elephant in the room: How stressful environmental contexts shape relationship dynamics. Current Opinion in Psychology, 13, 107–110.
Pietromonaco, P.R., and Collins, N.L. (2017). Interpersonal mechanisms linking close relationships to health. The American psychologist, 72(6), 531–542.

¿Ya te cansaste de las manías y malos hábitos de tu pareja?

Cuando empezamos una relación solemos pasar por alto ciertas conductas de nuestra pareja que no nos resultan tan molestos. Al menos al principio.  Pero con el paso del tiempo, la repetición, la acumulación de otras factores y la recuperación de una visión menos idealizada de la persona, lo que no importaba termina por hartar y se vuelve un punto de conflicto y tensión al interior de una relación. Sabiendo que todos tenemos defectos y manías, ¿por qué de pronto las de tu pareja te parecen tan insoportables?

Partimos del siguiente escenario
Tu y tu pareja ya han estado juntos por algún tiempo.
En particular para ti hay algunos hábitos o conductas de tu pareja que nunca te gustaron tanto, pero que al final dejaste pasar porque no eran tan importantes.
Cómo apachurra la pasta de dientes, que deje enfriar el café, que no cierre bien la puerta del clóset o que no haga las cosas que le pides “de la manera correcta” (es decir, como tú quieres que las haga y como tú crees que es lo correcto).
De hecho hasta cierto punto tú te encargaste de corregir esas “faltas”, acomodando minuciosamente la pasta “como debe ser” todas las noches, sirviéndole café caliente o cerrando la puerta del clóset antes de apagar la luz.

Pero ahora… todo se ha vuelto un problema
Resulta que parece ser que con el paso del tiempo, eso que para ti no era tan molesto o tan importante, se ha empezado a convertir en una tortura o un verdadero infierno.
No sólo ya les has dicho de muchas maneras a tu pareja lo que te molesta que tenga esos hábitos o manías, sino que todo empeora cuando minimiza el hecho, te da el avión o te sigue la corriente o te dice que va a cambiar, pero regresa a lo mismo una y otra vez.

¿Qué pasó en ti?
La primera respuesta que nos puede venir a la mente es que simplemente ya te hartaste.
Aunque lo anterior puede ser verdad, también es posible que lo que agrave tu malestar es haber llegado a una explicación acerca de las razones por las que tu pareja actúa como actúa o por qué se resiste a cambiar algo que es tan sencillo, que qué le cuesta y que le has pedido tantas veces.
De las primeras cosas que uno piensa es que le vale, que ya no te quiere, que te quiere hacer la vida imposible. Te haces muchas preguntas que realmente son conjeturas que se te hacen probables como:
¿Acaso hace lo que hace por que te odia y quiere que de un coraje te de una apoplejía o un infarto?
¿Quiere llevarte al extremo del hartazgo porque se quiere deshacer de ti y ya quiere que te vayas de su vida?
¿Tiene alguna deficiencia mental que le imposibilita entender una instrucción tan elemental como “cie-rra bien la puer-ta del clo-set…”?
Esto en psicología se llama atribución:
Es una explicación del “porqué” una persona ha efectuado un comportamiento determinado.

El problema es que puedes estar teniendo errores de atribución que malignizan su conducta.
Los humanos siempre estamos tratando de explicar por qué suceden las cosas, pero esas explicaciones no siempre corresponden con la realidad, sino con lo que nos es más fácil explicar a nosotros de acuerdo a como nos sentimos o las creencias que ya tenemos..
Entonces si alguien hace algo que nos molesta, decimos que lo hace “para molestarnos”.
Suena hasta lógico, pero esto no necesariamente es cierto.
Una persona puede hacer lo que sea que haga porque así está acostumbrada a hacerlo.
Si a alguien ya le he dicho que no me gusta que presione de forma desordenada el tubo de la pasta de dientes y lo sigue haciendo, entonces es que no le importa lo que yo le digo, por lo tanto no soy importante para esa persona, por lo tanto me ve como poca cosa, por lo tanto me trata como le da la gana porque no valga nada a sus ojos.
Y ojo que todo empezó con que apachurro mal la pasta.
Digamos que la explicación que tú te das la tomas como la única posible o la más lógica de acuerdo a tu experiencia subjetiva.
Haces de explicación y conducta una sola cosa y si tu explicación involucra malignidad, a la conducta le atribuyes equivocadamente lo mismo.
Para colmo de males, a tu conducta ansiosa y controladora le atribuyes un halo de bondad diciendo que tú sólo quieres que se hagan las cosas bien, que se haga lo correcto y que en última instancia insistes en lo que insistes “por el bien de todos”.

¿Entonces qué demonios pasa con el otro que no coopera?
Lo más seguro es que la conducta del otro, al menos al inicio, poco tenga que ver contigo.
De hecho es un pensamiento muy narcisista creer que el mundo entero sólo existe para conspirar en tu contra y hacerte infeliz.
Probablemente el otro no entiende el por qué de tus reglas o necesidades.
Quizá entiende que te moleste, pero no entiende por qué de eso se hace un problema.
Ya está reactante.
Mientras más le digas que lo haga, menos lo va a hacer, pero no es para molestarte, sino para preservar su libertad.
Esto es muy común si eres demasiado insistente.

Y no podemos descartar el efecto del confinamiento y la pandemia en este momento.
Si antes de todo esto solías ser una persona más tolerante y es hasta este período de confinamiento que te empezaste a poner demandante, intolerante y hostil con tu pareja, es muy probable que estés desplazando la ansiedad que sientes hacia un “enemigo” más visible que el coronavirus.
En este caso, como ya hemos dicho, recuerde que tu enemigo y el causante de la pandemia es muy poco probable que sea tu pareja.

¿Qué hacer?
Trata de elegir la explicación que aporte menos malignización.
Piensa al menos 3 explicaciones acerca de por qué tu pareja puede estar haciendo eso que te molesta tanto.
Porque me odia y le valgo.
Porque es un irresponsable.
Porque en su casa no lo educaron bien.
De las 3 elige la que te haga enojar menos. Quizá ninguna sea “bonita”, pero en este ejemplo, las dos últimas no tienen que ver contigo.
Y por cierto si cualquiera de las dos últimas fuera verdad, ni es tu culpa, ni es tu responsabilidad, ni está a tu alcance hacer algo con eso.
Habla con tu pareja no para imponer, sino para pedir ayuda.
Dile algo como: “Mira, a lo mejor te parece muy obsesivo de mi parte que quiero que cierres bien la puerta del clóset, pero la verdad es que me da como ansiedad verla entreabierta en las noches.  Yo se que en sí no tiene nada de malo y que no va a pasar nada, pero me gustaría que me ayudaras a que si la abres, por favor la cierres bien.  Eso me va a dar un poquito de paz. ¿Si?
Utiliza la psicología a tu favor.
Un elemento para esto es la asociación afectiva automática.
Si te la pasas viendo los defectos de tu pareja vas a ser más infeliz en tu relación.
Pero si en cambio, todos los días escribes 3 cosas que te gusten de tu pareja, idealmente que haya hecho que te hayan gustado ese día, vas a darte cuenta que no todo lo que haces es negativo y vas a aprender a nivelar la balanza.
Eventualmente de tanto ver que también tiene cualidades y cosas que te gustan (después de todo por algo le elegiste como pareja), empezarás a asociar su presencia con sentimientos más positivos.
De hecho sería aún más poderoso hacer un diario de gratitud de tu relación, donde cada noche escribas 3 cosas que agradezcas de tu relación que hayan pasado ese día y que te hayan traído paz o alegría.

Los defectos y manías de tu pareja no van a desaparecer porque
grites más fuerte o te de una parálisis facial.
El secreto es el significado que das a esos defectos
y el peso que le des a cada uno.

Abrázame: Parejas que se autosostienen

Últimas investigaciones científicas han encontrado que hay un riesgo 3 veces mayor de sufrir ataques al corazón o tener un accidente cerebral vascular para aquellas personas que viven aisladas y privadas de la atención o cuidado de otras personas.

Por medio de mapeos cerebrales, escaneos y análisis hormonales se han detectado las diferencias en relación al vínculo de pareja.

Con estas bases y las aportaciones de psicólogos como Carl Rogers y Salvador Minuchi y Sue Johnson se han obtenido cuatro leyes acerca del amor que ahora se engloban en la llamada terapia enfocada en las emociones.

Las cuatro leyes son:

Primera ley del amor: Hay un código de sobrevivencia en todos los seres humanos que regula nuestro sentido de estar en peligro o estar a salvo.

La base de la manera en la que cada uno de nosotros amamos en el estado adulto se encuentra en el vínculo con la madre antes de nacer y después con nuestra madre o con nuestros cuidadores de la primera etapa de vida.

El amor romántico es únicamente la versión adulta del vínculo entre la madre y el hijo.

De ahí se desprende la sensación de estar a salvo y conectado, que relaja el miedo y estrés que vivimos cuando éramos pequeños y desamparados.

Este vínculo hace que el cerebro produzca oxitocina, la cual cancela el miedo.

Segunda ley del amor: El amar y el ser amados nos hace más fuertes. No nos debilita.

No necesitas tener al ser amado presente todo el tiempo, con el solo hecho de ver una fotografía o pensar en el ser que amas, eso te fortalece porque evoca un estado emocional de seguridad y calma.

Tercera ley del amor: La afinidad emocional y la capacidad de respuesta a las necesidades y vulnerabilidad que mutuamente se proveen los miembros de la pareja, son la llave para crear un vínculo seguro y paradisiaco.

Ambos miembros de la pareja pueden lograr el responder adecuadamente a la necesidad emocional del otro.

Las parejas que duran más tiempo y logran crecer juntos saben manejar:

  • Malentendidos
  • Desconexiones el uno del otro
  • Pueden pedir y otorgar perdón
  • Escucharse
  • Entender al otro en su herida profunda de abandono e inseguridad
  • Reconectarse para establecer nuevamente el vínculo amoroso entre ambos
  • Crear paraísos amorosos por medio de abrazarse fuertemente
  • Las parejas que tienen buenas reconexiones emocionales en su vínculo amoroso tienen mejor sexo porque no temen entregarse

Cuarta ley del amor: Toda pareja baila su propia danza y en ella tratan de reconectarse

Si son tímidos en mostrarlo dirían cosas como: “si no estás ocupad@ podríamos ir al cine”.
A veces nos sale en forma de reclamo y enojo: “tu jamás tienes tiempo para ir a cenar”.
En otro caso, a veces se cancela el intento por miedo al rechazo y se dice: “voy a cenar fuera, te veo luego”. En este caso el otro se retrae para evitar pleitos o agrede de regreso aunque internamente sí quiere ir, ambos están en una tonada interna de abandono y rechazo.

Los dos sufren

Todo problema serio en la pareja es acerca de: soledad y desconexión, es decir, ruptura del vínculo. Y ninguno de los dos sabe cómo volver a tender el puente de unión entre ambos.

Resumiendo: hay dos respuestas

a) Adecuada:

Ambos se alcanzan en el lugar desolado en el que se encuentra el otro y responder intuitivamente.

b) Inadecuada:

Presionar y demandar para tratar de reconectar (pedir con exigencia).
Voltearse y huir para anestesiar la herida y aumentar el límite entre ambos, lo cual incrementa la desconexión.

EL HABITO DE SENTIRNOS OFENDIDOS…

Las personas se pasan la mayor parte de su vida sintiéndose ofendidas por lo que alguien les hizo. La sorprendente revelación que te voy a hacer, va a cambiar tu vida… ¡Nadie te ha ofendido! Son tus expectativas de lo que esperabas de esas personas, las que te hieren…

Y las expectativas las creas tú con tus pensamientos. No son reales. Son imaginarias. Si tú esperabas que tus padres te dieran más amor y no te lo dieron, no tienes por qué sentirte ofendido.
Son tus expectativas de lo que un padre ideal debió hacer contigo, las que fueron violadas. Tus ideas son las que te lastiman.

Si esperabas que tu pareja reaccionara de tal o cual forma y no lo hizo… Tu pareja no te ha hecho nada. Es la diferencia entre las atenciones que esperabas tuviera contigo y las que realmente tuvo, las que te hieren. Nuevamente, eso está en tu imaginación. ¿Enojado con Dios? Son tus creencias de lo que debería hacer Dios, las que te lastiman. Dios jamás ofende ni daña a nadie. Un hábito requiere de todas sus partes para funcionar. Si pierde una,
el hábito se desarma.

El hábito de sentirte ofendido por lo que te hacen otros (en realidad nadie te hace nada) desaparecerá cuando conozcas mejor la fuente de las “ofensas”.

Cuando nacemos, somos auténticos
Pero nuestra verdadera naturaleza, es suprimida y sustituida artificialmente por conceptos que nuestros padres, la sociedad y televisión nos enseñan. Y crean una novela falsa de cómo deberían ser las cosas en todos los aspectos de tu vida y de cómo deben actuar los demás.

Una de las mayores fuentes de ofensas es la de tratar de imponer el punto de vista de una persona a otra y guiar su vida. Cuando le dices lo que debe hacer y te dice “no”, creas resentimientos por partida doble.

Primero, te sientes ofendido porque no hizo lo que querías.

Segundo, la otra persona se ofende porque no la aceptaste como es. Y es un círculo vicioso. Todas las personas tienen el derecho divino de guiar su vida como les plazca. Aprenderán de sus errores por sí mismos. ¡Déjalos ser! nadie te pertenece.

Las personas son un río caudaloso. Cualquier intento de atraparlas te va a lastimar. Ámalas, disfrútalas y déjalas ir.

1—–Entiende que nadie te ha ofendido. Son tus ideas acerca de cómo deberían actuar las personas y Dios, las que te hieren. Estas ideas son producto de una máscara social, que has aprendido desde tu infancia de forma inconsciente. Reconoce que la mayoría de las personas NUNCA va a cuadrar con esas ideas que tienes. Porque ellos tienen las suyas.

2—–Deja a las personas Ser. Deja que guíen su vida como mejor les plazca. Es su responsabilidad. Dales consejos si te los piden, pero permite que tomen sus decisiones. Es su derecho divino por nacimiento: el libre albedrío y la libertad.

3—–Nadie te pertenece. Ni tus padres, ni amigos ni parejas. Todos formamos parte del engranaje de la naturaleza. Deja fluir las cosas sin resistirte a ellas. Vive y deja vivir.

4—–Deja de pensar demasiado. Ábrete a la posibilidad de nuevas experiencias. No utilices tu inventario. Abre los ojos y observa el fluir de la vida como es. Cuando limpias tu visión de lentes oscuros y te los quitas, el resultado es la limpieza de visión.

5—–La perfección no existe. Ni el padre, amigo, pareja perfectos. Es un concepto creado por la mente humana que a un nivel intelectual puedes comprender, pero en la realidad NO EXISTE. Porque es un concepto imaginario. Un bosque perfecto serían puros árboles, Sol, no bichos… ¿existe? No. Para un pez, el mar perfecto sería aquel donde no hay depredadores ¿existe? No. Solo a un nivel intelectual. En la realidad JAMÁS VA A EXISTIR.

Naturalmente, al pez solo le queda disfrutar de la realidad. Cualquier frustración de que el mar no es como quiere que sea no tiene sentido. Deja de resistirte a que las personas no son como quieres o no piensan como tú. Acepta a las personas como el pez acepta al mar y ámalas como son.

6—– Disfruta de la vida. La vida real es más hermosa y excitante que cualquier idea que tienes del mundo. Me complacerá decírtelo por experiencia.

7—— Imagina a esa persona que te ofendió en el pasado. Imagínate que ambos están cómodamente sentados. Dile por qué te ofendió. Escucha su explicación amorosa de por qué lo hizo. Y perdónala. Si un ser querido ya no está en este mundo, utiliza esta dinámica para decirle lo que quieres. Escucha su respuesta. Y dile adiós. Te dará una enorme paz.

8—– A la luz del corto período de vida que tenemos, solo tenemos tiempo para vivir, disfrutar y ser felices. Nuestra compañera la muerte en cualquier momento, de forma imprevista, nos puede tomar entre sus brazos. Es superfluo e inútil gastar el tiempo en pensar en las ofensas de otros. No puedes darte ese lujo.

9—– Es natural pasar por un periodo de duelo al perdonar, deja que tu herida sane. Descárgate (no confundir con desquitarse) con alguien para dejar fluir el dolor. Vuelve a leer este artículo las veces necesarias y deja que los conceptos empiecen a sembrar semillas de consciencia en tu interior. Aprende con honestidad los errores que cometiste, prométete que no lo volverás a hacer y regresa a vivir la vida…

Autor: Raquel Zavala. Hernandez.

El poder del agradecimiento

Beneficios ciéntificos de la gratitud


• De acuerdo a un estudio publicado en Applied Psychology: Health and Well-Being. Las personas agradecidas duermen mejor y se sienten mejor al despertar.

• La gratitud aumenta la fortaleza mental. Un estudio publicado en Behavior Research and Therapy encontró que los Veteranos de la Guerra de Vietnam con mayores niveles de gratitud experimentaron tasas más bajas de Trastorno de Estrés Postraumático. Un estudio publicado en el Journal of Personality and Social Psychology encontró que la gratitud fue un importante contribuyente a la resiliencia después de los ataques terroristas del 11 de septiembre.

• Un estudio reciente de la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego encontró que las personas que estaban más agradecidas en realidad tenían una mejor salud cardíaca, específicamente menos inflamación y ritmos cardíacos más saludables.

• Investigadores de las universidades de Utah y Kentucky determinaron que las personas que llevan un diario de gratitud tienen una ingesta reducida de grasa en la dieta, hasta un 25% más bajo. Las hormonas del estrés como el cortisol son un 23% más bajas en personas agradecidas.

• Una encuesta de NBC News encontró que el 7 de cada 10 empleados renunciaría a un aumento del 10 por ciento a cambio de un jefe más agradecido y amable.

La frecuencia vibratoria más alta energéticamente hablando es la del agradecimiento.

Decir gracias no solo es cuestión de educación es un tema de salud, de abundancia y de ser feliz.

El agradecimiento tiene un poder multiplicador y aquí va todo lo que hay que saber al respecto:


• Desarrollar nuevos patrones mentales donde agradezcas todo lo que tienes y lo que está por venir.
• Agradecer dónde estás pero también donde no estás.
• El día de acción de gracias en Estados Unidos es su festividad más importante, simboliza algo que hoy no existe en ese país como la inclusión y el tender la mano para compartir juntos los alimentos. ¿Si copiamos el Halloween no podríamos hacer nuestro un día de dar gracias?
• No hay en el mundo exceso más bello que el de la gratitud. Jean de la Buyère
• Agradecer las críticas no es tan fácil como hacerlo con los regalos pero éstas nos dan la posibilidad de mejorarnos a nosotros mismos. Ej. hijos críticos.
• “La gratitud es la forma más exquisita de la cortesía” Jacques Maritain.
• Si expresas gratitud hacia lo que tienes permites que esto crezca. Siempre debes de hacer tu mejor esfuerzo y así el Universo sabrá que estás listo para salir de donde estás y llegar a un lugar mejor. Bendice tu sueldo actual con amor.
• Gratitud Loca. Cuando no nos detenemos a agradecer todo lo que tenemos nuestros pensamientos nos esclavizan con lo que no tenemos. Pam Grout Agradece y Genera abundancia.
• La abundancia, el amor y la paz siempre están disponibles pero tienes que estar en la frecuencia correcta. No es el pensamiento lo que atrae lo que quieres es el agradecimiento.
• Observar el mundo desde un lugar de gratitud empleamos la atención para enfocarnos en la belleza y la posibilidad.
• Incrementar tu capital social, creativo, de aventura, alquímico y espiritual y todo a partir de sentir el agradecimiento mucho más allá de decir gracias.
• Jamás cerramos un círculo si no agradecemos lo que esa situación o persona trajo a nuestra vida.


Beneficios de la gratitud


• Mejora del bienestar físico, emocional y social
• Mayor optimismo y felicidad
• Sentimientos de conexión mejorados en tiempos de pérdidas o crisis
• Aumento de la autoestima
• Niveles de energía elevados
• Corazón fortalecido, sistema inmune y presión arterial disminuida


• Mejora de la inteligencia emocional y académica
• Capacidad expandida de perdón
• Disminución del estrés, ansiedad, depresión y dolores de cabeza
• Mejor autocuidado y mayor probabilidad de hacer ejercicio
• Aumento de la espiritualidad: capacidad de ver algo más grande que nosotros mismos

Del sufrimiento al crecimiento

De qué va
No es lo que te pasa, sino lo que haces con lo que te pasa.
Después de una vivencia traumática únicamente hay dos caminos: o permites que ese dolor te consuma o te fortaleces a partir de ese evento para resignificar tu experiencia y darle un sentido.
Cuando un evento traumático sucede, no siempre tenemos las herramientas para poder resignificar nuestra vida, pero eso no se traduce a que no podamos hacerlo.
¿Cómo convertir nuestras crisis y traumas en oportunidades de crecimiento?
Shulamit Graber es una experta en el tema.
A partir de un doloroso secuestro, y como psicoterapeuta familiar, ha desarrollado un método para que después de algún suceso que nos sacuda -cualquiera que éste sea- podamos darle un nuevo valor a nuestra existencia.

«Nadie sana siendo la misma persona, la sanación es un viaje de transformación».

El ser humano por naturaleza intenta evitar el dolor a toda costa, somos buscadores de placer…pero paradójicamente es en ese dolor, producto de una experiencia traumática, que encontramos crecimiento y transformación.

Durante un evento traumático uno se enfrenta a emociones y miedos que jamás se imagino

Dos preguntas son evidentes en una experiencia traumática: ¿Podré sobrevivir a esto que me está pasando? Y en todo caso, ¿Cómo va a cambiar mi vida a partir de este momento?

Estando en mi cautiverio en uno de los momentos de mayor desesperanza, me hice dos preguntas: si es el último momento de mi vida ¿Qué me falto por vivir?, y si salgo viva ¿Qué haré diferente?.

Mi respuesta para la primera fue una reflexión instantánea, reconocí en ese momento que había vivido una vida maravillosa; mi respuesta para la segunda en cambio, estaba basada en aquello que me faltaba por hacer, y fue ahí cuando tomé la decisión de convertirme en una experta en el acompañamiento de experiencias traumáticas para ayudarme a mí y a mis consultantes. Esta promesa está siendo cumplida.

¿Cómo superar el dolor de una experiencia traumática?
Todos ellos tienen un común dominador, han sufrido una experiencia que ha paralizado su vida, desde un secuestro, la pérdida de un ser querido, un divorcio, una infidelidad, hasta un abuso, entre muchos otros.

Todos estos eventos traumáticos tienen una importante consecuencia: “agotan la realidad” de quien lo vivió, y hoy sé que nadie ni nada debería agotar toda tu realidad.

Después de esa vivencia, únicamente hay dos caminos: o permites que ese dolor te consuma o te fortaleces a partir de ese evento para resignificar tu experiencia, y darle un sentido, generando un crecimiento.

Mi propuesta con este libro es lo segundo, tu qué viviste un experiencia dolorosa, podrás encontrar el para qué y superar el dolor para crear una nueva versión de ti mismo.

Resignificar una experiencia traumática requiere de 4 pasos, mismos que yo utilicé para superar mi experiencia de secuestro y convertir el estrés postraumático en un crecimiento postraumático.

Dicen que el tiempo lo cura todo, yo pienso lo contrario: no podemos dejar en manos del tiempo una experiencia dolorosa de esta índole. La única forma de sanar una herida y seguir adelante con tu vida, incluso con una versión mejor de ti mismo, es atreviéndote a trabajar tu experiencia. Y hoy tienes en tus manos esa posibilidad a través del método que te propongo.

Para ir del Caos al orden, solo hay una ruta, primero tienes que contar tu historia de una forma diferente a la que siempre la has contado, después tienes que buscarle un nuevo significado a lo que viviste para poderlo acomodar en tu interior, y finalmente construir una nueva cosmovisión de tu vida, y ese es justamente el camino que hoy quiero proponerte.

Si decides aceptar mi propuesta, tu vida nunca volverá a ser la misma.


¿Cómo vivir una vida sin límites?

“Una vida sin límites”. A través del Tao Te Ching, un texto ancestral clásico chino del filósofo Lao Tsé.

Alejandra Llamas
Escritora best-seller, maestra y fundadora del Proceso MMK, una organización especializada en la enseñanza integral para el empoderamiento del ser y su entorno. Certificada como Coach Ontológico. Autora de los libros: Una vida sin límites, El arte de conocerte, Maestría de vida, El arte de educar, El arte de la pareja, Esencia de Líder, entre otros.

De qué va
Busca mostrarnos el camino a un equilibrio emocional, a través de 45 versos del Tao Te Ching, texto ancestral Chino atribuido a Lao Tsé.
Es un análisis sobre la conexión que debemos tener todos con nuestro mundo interno, logrando alejarnos de la separación y el miedo, y acercándonos a la unión y al amor.
Este libro es una herramienta para entender y ver de manera positiva nuestro entorno y lograr nuestra paz interior.

El tao
El Tao Te Ching, que puede traducirse como `El libro del camino y de su virtud`, uno de los más importantes de la filosofía y religión chinas, fue escrito hace 600 años antes de Cristo
Se basa en 81 versos cortos, describe una fuerza, llamada el Dao (Tao), que es el orden del mundo.
Es una fuerza de contradicción, y representa todas las cosas del universo.

Marcando el camino
Hoy elijo vivir en el misterio de la vida, mi libertad está fuera de significados, de etiquetas mías y de otros.

Diferencias
Cuando mi trabajo está hecho lo olvido y por ello perdure para siempre, así no interviene mi ego en mi quehacer, así logro que todas mis acciones sean vividas como Encuentros perfectos

Práctica no hacer nada y todo caerá en su lugar
Entre más reglas, menos libertad. Entre menos libertad, menos Felicidad. Entre menos felicidad, existen más crímenes. Entre más crímenes más reglas
Hoy práctico no hacer nada y veo un orden inteligente que pondrá todo en su lugar.

Cuando enseñamos
Enseña a otros desde el silencio de tu ser y desde el corazón
Permite que tus acciones o no acciones hablen de quien eres, lo llevas adentro es lo valioso para compatir con los demás.

El Tao es el poder y el origen
Hay un mensaje del Tao para ti en cada experiencia que vives; te vuelves consciente de tus vivencias y te hace reflexionar en ellas para entender qué aprendiste de ti de lo vivido.

Con la mente abierta
Cuando escuches
Pon atención, crea presencia, recibe la comunicación desde la curiosidad
Da gracias a la conexión y el vínculo que creas con otros
Repite lo que dice la persona
Explora sus sentimientos
Si no se te pida, no des ideas, consejos, ni expreses, prejuicios; sana a la persona el simple hecho de escuchar.
Poder
Mientras que otros se apresuran a hacer cosas, yo acepto lo que me es ofrecido y esto me siembra en mi poder.

Virtud
La virtud no se relaciona con algo moral o social
El espíritu vive de virtudes que se vuelven formas de ser y, por lo tanto, se vuelven maneras de vivir.
Trasladamos esas virtudes a nuestro cuerpo, mente, emociones y personalidad
Cuando despertamos a quien verdaderamente somos permitimos que lo etéreo tome la forma de nuestro ser en el plano físico.
Hoy recuerdo que, al vivir en conflict con otro, he Regalado mi poder, por lo cual ahora estoy bajo su merced.

Abundancia
El verdadero dar nace de caer en cuenta de que todo te sobra: amor, comida, bienes, salud, energía, buen humor, agradecimiento.
El arte es dar sin esfuerzo, sin querer generar poder o dominio
Da a manos llenas y conocerás lo que es ser rico
Si das desde un lugar de verdadera abundancia , si sabes conectarte con ese lugar de ti en donde la abundancia siempre está presente, nunca terminará.

El uso del no ser, vivir en el vacío
Al vivir en el vacío soltamos nuestras falsas personalidades y lo que nos sostiene son nuestras virtudes; al cumplir nuestra palabra estabilizamos y fortalecemos relaciones y honramos a aquellos con los que interactuamos.
Al soltar nuestras exigencies obtenemos la libertad y paz constante que esperábamos que el control nos brindara pero que jamás lo hizo.

Confianza y amor
Cualquier relación que no está asentada en la confianza se pudrirá
El amor y la confianza existen juntos
Permite que tus acciones vengan generadas por amor, a los demás, al planeta, a ti mismo
Confianza en mí, en lo que soy, en lo hermoso que hay en mi camino, en los retos intelectuales, en mis capacidades.
Confiar es no esperar algo de otros, ni que llenen nuestras expectativas y necesidades creadas, confiar es saber que todos mentimos, somos desleales, nos confundimos, fallamos y a pesar de eso, podemos seguir amándonos.

Conocerte a ti mismo
Dentro del Tao saber quién eres realmente es vivir en la luz, y conquistar lo que eres es despertar
Los que tengan la habilidad de ver su grandeza, dejarán por siempre de estar preocupados por lo que otros piensen.

fuente: Marthadebayle,com

ESTA ES TU VIDA, NO TE LA PIERDAS

Octubre es el mes de la lucha internacional contra el cáncer de mama, cáncer que representa el 16% de todos los casos en el mundo y que es la causa de muerte número uno en mujeres.

Imagínate que llegara alguien y te dijera todo lo que podría sucederte en los próximos años, ¿suena emocionante, no? ¿Qué harías?

Dejemos a un lado si alguien puede decirnos o no qué pasará en el futuro, pensemos por un momento qué haríamos con las buenas y las malas noticias que nos dé. Específicamente con las malas, la mayoría de nosotros trataría de prevenirlas, ¿correcto?

¿Por qué no hacemos eso con nuestra salud?

Octubre es el mes de la lucha internacional contra el cáncer de mama, cáncer que representa el 16% de todos los casos en el mundo y que es la causa de muerte número uno en mujeres. Son cifras alarmantes, sobre todo si entendemos el problema desde la raíz: En México, anualmente mueren 5,900 mujeres al año por esta causa.

Y aunque no respeta edad ni género, esta enfermedad ataca en su mayoría a mujeres. La desinformación y la falta de cultura de prevención hacen cada vez más fuerte este problema, y lo peor de todo es que existe un miedo generalizado pero sin un método de acción. Porque seamos honestos, ¿cuándo fue la última vez que te hiciste algún estudio para detectarlo?

Actualmente hay muchas organizaciones que se preocupan y se ocupan de este tema, un ejemplo de eso es Salud Digna, quienes luchan contra la desinformación o mitificación de la enfermedad. Este mes, siendo congruentes con su misión, lanzaron la invitación a las mujeres para hacerse una mastografía y cuidar de sí mismas, por lo que otorgarán 10,000 mastografías GRATIS, entregándolas a través de su sitio web.

No seas parte de quienes ven su vida pasar y toma acción ante esta problemática. Puedes encontrar más información en las redes de Salud Digna.

Facebook: https://www.facebook.com/SaludDignaMx/
Twitter: @SaludDigna
www.salud-digna.org

¿Es posible un sistema de cuidados de largo plazo en México?

A sus 73 años, Doña Cecilia aún vive en el mismo barrio de siempre, alejado del centro. Aunque es diabética, no siempre cuida su dieta. Como dice riendo, “estoy acostumbrada al refresco desde chica; en el pueblo era lo que tomábamos”.

Vive con su hija Elena, quien dejó su trabajo en un restaurante local para atender a su madre. Mientras pica unas verduras en la cocina, nos cuenta que “a veces es muy duro. Hasta para salir a comprar necesito ayuda de mis hijos o incluso de Doña Patricia, la vecina”.

Afortunadamente, Doña Cecilia forma parte de los más de 3 millones de pensionados en México y es derechohabiente del seguro social, lo que la ayudará a costear el tratamiento de diálisis renal al que pronto tendrá que someterse.

El panorama de la dependencia en México

En México hay más de 12 millones de adultos mayores, y esta población está creciendo de manera más acelerada que el resto de la población. De ellos, casi 3 millones enfrentan algún tipo de dependencia para realizar actividades básicas como vestirse, bañarse o comer. En muchos casos, cuentan con soporte de cuidadores informales, en su mayoría (casi el 70%)  mujeres como Elena, que no reciben soporte o remuneración alguna. De hecho, la Cuenta Satélite de Salud de INEGI estima que en el hogar se otorgan cuidados no remunerados que  superan el 1.5% del PIB, más de lo que gastan todos los hospitales del país.

¿Qué acciones tomar?

Si bien el país cuenta con la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores, ésta tiene casi 20 años y no hace alusión, entre otros temas relevantes, a la necesidad de un sistema de cuidados de largo plazo. En este sentido, es recomendable promover una reforma que garantice servicios de atención a la dependencia para que personas como Doña Cecilia accedan a servicios de cuidados como asistencia a domicilio, teleasistencia o centros de día, por mencionar algunos.

Sin embargo, el reto mayor es generar las condiciones necesarias para que dicha reforma promueva también una fuente sostenible de financiamiento que permita costear el despliegue de este nuevo sistema. Si soñamos en grande, esta fuente albergaría los sistemas de cuidados de cualquier mexicano, sin que estuviera fragmentado o vinculado a derechos laborales. Así, podría pensarse en un sistema de cuidados único que no repitiera los errores del sistema de salud—cuya reforma de integración ha sido permanentemente pospuesta.

El rol del seguro social

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tiene 60 millones de afiliados, de los cuales el 12% son adultos mayores. Esta institución proporciona beneficios:

– De salud (atención médica sin límite de uso)

– Económicos (soporte económico por incapacidad debido a enfermedades generales, ocupacionales y embarazo, además de pensiones)

– Sociales (guarderías y centros deportivos, culturales y de capacitación)

El IMSS está trabajando en la definición de un plan rector con base en la problemática médica y social de los adultos mayores. El objetivo del plan es diseñar las acciones a llevar a cabo durante los próximos años para brindar una respuesta sociosanitaria a los problemas del adulto mayor.

Retos pendientes

No obstante, en este momento el IMSS no cuenta con servicios de cuidado de largo plazo. Además, necesita:

  • Mejorar la oferta de servicios de salud para los adultos mayores
  • Fortalecer la capacidad resolutiva de sus clínicas y hospitales
  • Mejorar la referencia y contrarreferencia
  • Reducir el exceso de prescripción de medicamentos a los adultos mayores
  • Capacitar a su personal en geriatría y gerontología, entre otros aspectos

El IMSS camina de la mano con otras instituciones del país para llegar a acuerdos que unifiquen acciones y generen sinergias. Para ello y con base en una agenda previamente consensuada, cada semana dialogan el Instituto de Geriatría, el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades de la Secretaría de Salud, el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia.

Una tarea de todos

Algunas instituciones en México se han puesto manos a la obra para enfrentar este reto. Sin embargo, el esfuerzo no estará completo sin que la sociedad civil y el sector privado se sumen a impulsar este nuevo pilar del sistema de bienestar. En este sentido, el IMSS ya ha iniciado el diálogo con las organizaciones de la sociedad civil para lograr sinergias, documentar lecciones aprendidas y colaborar hacia un futuro incluyente y digno para los adultos mayores mexicanos.

Si las tendencias se mantienen, para 2050 los mayores de 60 años representarán el 25% de la población del país, alcanzando a las 40 millones de personas. Si te imaginas un futuro con acceso a una pensión digna, un estilo de vida saludable y un soporte de cuidados, éste es el momento de actuar. Cuida tu salud y aporta tu granito de arena para que un sistema de cuidados de larga duración sea posible.

¿Te has puesto a pensar cómo será tu vida cuando seas un adulto mayor?